martes, 11 de octubre de 2016

Columna San Cadilla Reforma - 11 Octubre 2016

Partido a tiempos extra...

Los que ya colgaron el silbato, definitivamente, son los árbitros demandantes de la FMF.

Ya les había contado que la intención de poner múltiples demandas por despido injustificado consistía en tener una rápida resolución al litigio, pero a un año y tres meses del inicio de los catorrazos, los colegiados ya se percataron que tienen un contrincante mucho más complicado de lo que esperaban.

Así que los 20 demandantes han optado por buscar ingresos de otras formas y algunos ya hasta tienen chamba en los gobiernos estatales, porque entendieron que es más fácil que Cruz Azul salga campeón a que acabe pronto el conflicto o que la FMF se retracte y los regrese a sus puestos.

Por lo pronto, entre ellos se dan ánimos a través de un grupo de WhatsApp, todo con tal de no flaquear al percatarse de que el partido contra la FMF se irá hasta la tanda de penales y no se resolverá en el primer tiempo, por decirlo de manera futbolera.

Listos pa'l bisne

Que a nadie le extrañe que en un par de años el portero mexicano Raúl Gudiño juegue muchos partidos con el Porto.

Cuentan que el club portugués se frota las manos porque en dos años el guardameta recibirá su pasaporte comunitario y de inmediato subirá su valor de mercado.

La única condición para que el plan no se afecte es que Gudiño, de 20 años, permanezca 4 años sin moverse a otro club fuera de Portugal porque cortaría el proceso legal para volverse comunitario.

Los Dragones tampoco quieren que se les devalúe en otro club similar al Uniao Madeira, por lo que si lo prestan lo mandarán a un club de media tabla para arriba.

Este asunto embona perfecto con la situación contractual del portero Iker Casillas, cuya relación termina en 2018.

No cabe duda que más que Dragones, en el Porto son unos verdaderos lobos para el negocio.

Aprovecha el 'break'

La Fecha FIFA le vino bien a varios, entre ellos a Hernán Cristante, técnico del Toluca.

El argentino aprovechó este fin de semana para lanzarse a andar en motocicleta con sus amigos, una pasión que siempre ha sido parte de su vida; de hecho, de pequeño era piloto de go-karts.

El domingo, luego de manejar su "baika" por un buen rato, Cristante hizo una pausa junto a sus correligionarios en la famosa Fonda Cuatro Vientos, en la autopista México-Cuernavaca.

Ahí, el arquero degustó una rica cecina, con la fortuna de que apenas dos o tres personas lo reconocieron y lo saludaron desde lejos, a lo que Hernán respondió con buena cara.

Cristante dio el domingo libre al equipo un día después de igualar 1-1 con Celaya, en amistoso disputado en Metepec y él mismo se tomó sus libertades, con el fin de recargar pilas, algo que va a necesitar, porque Toluca es séptimo y se debate por entrar a la Liguilla.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios