jueves, 20 de octubre de 2016

Columna San Cadilla Reforma - 20 Octubre 2016



Se pone fiera

Pues me enteré de que estuvo bueno el jaloneo entre el presidente de los Pumas, Rodrigo Ares de Parga, y el de los árbitros, Héctor González Iñárritu, en una reunión que pidió el directivo de los felinos luego de que se sintió perjudicado por el arbitraje del partido contra Toluca, en concreto por la jugada del penal sobre Matías Britos que no se marcó cuando el parcial estaba todavía igualado 1-1 con los Diablos.

Quienes estuvieron cerca de Ares de Parga en el momento de la jugada y al final del partido me comentaron que echaba chispas del coraje, porque sentía que éste iba a ser el juego que Pumas iba a ganar por fin como visitante.

El directivo se enojó muchísimo porque el árbitro Marco Antonio Ortiz no marcó el penal y luego se extendió su molestia hacia los jugadores cuando les cayó el segundo gol de los Choriceros.

De inmediato pidió audiencia en la Comisión de Árbitros para arremeter contra Ortiz y de paso comentar otros detallitos que a su juicio les han tocado de parte de los árbitros en el torneo.

González Iñárritu salió entonces al quite por los del silbato, dando la razón al directivo en algunos reclamos y en otros defendiendo al gremio.

Lo que quedó en el aire es si Ortiz volverá a pitar a los Pumas en este torneo y cuál será la reacción de Ares de Parga cuando eso llegue a pasar, no vaya a ser que se lo pongan pronto. Ya ven que en este País no nos gusta andar contestando afrentas, sobre todo después de que el directivo dejó muy en claro que le cayó en el hígado el arbitraje en Toluca.

Se mueven las aguas en Cruz Azul

Déjenme les cuento que en Cruz Azul no tooodo sigue tan mal.

Más allá de lo que vive el primer equipo con los berrinches de Tomás Boy y las dudas del presidente celeste Guillermo Álvarez sobre la continuidad del "Jefe", algo se mueve en las Fuerzas Básicas.

Fíjense que la mano del director deportivo Eduardo de la Torre comienza a verse, porque La Máquina volverá a participar en el evento anual Sueño Alianza National Showcase, tras ausentarse desde 2012.

El conjunto cementero no acudía a esa mega visoría que organiza Alianza de Futbol, en la que se puede ver al talento recabado por todo Estados Unidos para invitarlos a formar parte de sus equipos juveniles, por sus maneras tradicionales de captar talento.

A Cruz Azul no le convenía dicho formato porque el club está acostumbrado a citar a todo aquel que deseé incorporarse a la institución en un reclutamiento semestral, para el que hay que pagar una cuota de inscripción.

Así que los celestes no iban al evento en los Estados Unidos porque ahí se trata de que firmen con algún club sólo por su talento, algo que La Máquina no veía como negocio.

Pero esta vez, El "Yayo" decidió cambiar el asunto y mandará a un emisario, quien de jueves a domingo observará a lo mejor del país vecino.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios