martes, 25 de octubre de 2016

Columna San Cadilla Reforma - 25 Octubre 2016



Lío 'de faldas'

Pues ya pasaron varios días, semanas, meses de que se anunció que Leonardo Cuéllar no seguiría más en las Selecciones Femeniles de México y todavía no se sabe con exactitud quién se quedará en su lugar con el Tri Mayor de damas, aaaunque ahí les va de lo que me enteré.

Resulta que su hijo, Christopher Cuéllar, tiene convencidos a los directivos del área de Selecciones de dejarlo en el organigrama de trabajo de la rama, con todo y que papi ya se fue, aunque sólo en el área de menores, que es donde está más enfocado últimamente.

Pero, para la Mayor, una de las opciones, y la más fuerte al parecer, es la de Roberto Medina, quien tiene ya tiempo laborando en las Femeniles e incluso estuvo a cargo de la Sub 20. Es quien lleva la delantera y sería cuestión de sólo asignarle su nueva función, aaaunque alguien de afuera aún no ha apagado su velita.

Con eso de que Juan Carlos Osorio llegó desde Colombia a volverse el gurú del Tri Mayor varonil, una parte de la gente que decide en Selecciones mostró interés por traer a otro entrenador para darle una removida al tema de la Femenil, pero resulta que no hubo mucho poder de convencimiento con los jefes o estos no tienen interés de conseguir a alguien más, y por eso se están tardando un buen para decidirse finalmente.

Con todo, parece que no quedará de otra que darle el paquete a Medina, en espera de que sólo agarre lo bueno de la era Cuéllar y no se meta en los temas controversiales que le cobraron factura a Leo hacia el final de su etapa como entrenador de las damas, como el lío aquel con Charlyn Corral.

Ya se verá cómo se las arregla Medina y qué tanto se apoya en Christopher para su labor.

Los penales del 'Potro'

Ahora que Raúl Gutiérrez relinchará lejos del CAR, no estaría de más que al sucesor le pasen un tip que le dio muy buenos resultados al "Potro".

Resulta que, consciente del peso mental que cargan los mexicanos en la ejecución de penales, al técnico se le ocurrió la buena idea de practicar desde los 11 pasos al final de cada entrenamiento, con la novedad de que agregó un ingrediente psicológico.

Y es que el "Potro" apuntaba hasta el mínimo detalle en las ejecuciones, para así ver quién anotaba más y mejor en caso de que algún día se requiriera y, claro, su bitácora obligaba a los jugadores a esforzarse al máximo, no fuera a ser que por "maletas" para los penales me los dejaran fuera de alguna convocatoria.

Así que la parte final de las prácticas se convertía en una prueba de temple. Por eso a nadie le sorprendió aquella vez que en el Mundial de 2013 la Selección Sub 17 venció a Brasil en una tanda en la que se ejecutaron 24 penales, ya que tenían la técnica tan dominada que a los únicos a quienes les temblaron las piernitas

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios