lunes, 31 de octubre de 2016

Todo quedó en bla bla



Por: Mario Castillejos (31-octubre-2016)

El Clásico 109 terminó reflejando lo que Tigres y Rayados han sido a lo largo del torneo.

Al igual que lo hizo Necaxa y Cruz Azul, el Monterrey desarticuló durante 35 minutos los circuitos del local. La marca que ejerció Sánchez sobre Pizarro, Celso Ortiz sobre Zelarayán y Pabon con Chará tapando los costados obligó al mejor equipo de la Liga en posesión a poner la pelota en el aire.

En contra de lo que pensaban muchos, los visitantes estaban mostrando su mejor cara, pero a partir del gol de Sosa, los dominados empezaron reprimir a la visita con Aquino tirado al interior del campo y un Luis Quiñones desfigurando hasta tres veces a Piris, provocando lo que pudo ser el gol del triunfo si Gignac no abanica frente a la portería de Domínguez o el árbitro Fernando Guerrero marca el empujón de Basanta en el área chica.

Y como al final del partido nadie pudo decretar a un dominador y un dominado, los jugadores al igual que los espectadores abandonaron el Universitario en paz.

En término de emociones, el partido contrastó y por mucho con las declaraciones e insultos que los actores intercambiaron durante la semana. El futbol nos volvió a comprobar que una cosa es jugar con la boca y otra muy distinta con los pies.

¿Qué tan lejos está el Tigres-Monterrey de los Clásicos nacionales? Sin duda que bastante.

De cara a lo que se avecina, los Rayados aún amanecen con esperanzas de llegar a los playoffs no obstante que en los pasados 180 minutos sus 48 remates (incluyendo los tiros bloqueados) apenas les fueron buenos para marcar dos goles y ambos de autogol.

De tal forma, al Monterrey de nada le servirá ganar en Veracruz y contra Morelia, porque aunque termine con 25 puntos, también necesita que se den por lo menos tres de los siguientes cinco escenarios: que Pumas no sume tres unidades más (Morelia o Puebla), Necaxa cuatro más (Puebla y Chivas), León cuatro más (Chivas y Cruz Azul), que Toluca no gane sus dos partidos restantes (Querétaro y Santos) y que Puebla tampoco gane sus dos juegos (Necaxa y Pumas).

Y recuerde que en el futbol los equipos no cambian, simplemente nunca fueron eso que pensamos. ¿No cree usted?

Del otro lado de la Ciudad, el Tigres con 27 puntos, restó bastantes posibilidades de terminar en el primer lugar de la general. El divorcio entre Gignac y el gol le borró muchos rasgos de autoridad al equipo de Ferretti. Aunque cabe subrayar que los últimos siete goles recibidos están repletos de errores tontos y rebotes desfavorables.

De cara a la Liguilla, creo que Guadalajara es hoy el equipo que mejor juega en la Liga, seguido de Pachuca, luego Tigres, aunque Tijuana es quien mas puntos cosecha.

PD. ''Somos un globo lleno de emociones en un mundo lleno de alfileres''. (Bob Marley).

Lo escrito, escrito está.
Anuncios