lunes, 7 de noviembre de 2016

Columna San Cadilla Mural - 07 Noviembre 2016



Enojo chiva

A una jornada del cierre de la fase regular de la Liga, esta vez los protagonistas fueron los señores del silbato en boca.

El arbitraje y sus malos trabajos incidieron en resultados, al permitir entradas violentas e inventar penales.

Donde pegaron el grito al cielo fue en las Chivas y esta vez no fue Jorge Vergara ni el coco de los americanistas en redes sociales, José Luis Higuera. Fue nada menos que Mariano Varela.

Así como lo leen, el gerente deportivo, quien parece que no rompe un plato, al terminar el partido en León convocó a algunos reporteros afuera del vestidor y arrancó con la frase: "Ahora sí voy a levantar la voz".

Varela se quejó amargamente de las decisiones del árbitro Marco Antonio Ortiz, quien, para ser sinceros, perjudicó a los dos equipos y no sólo al Rebaño.

Claro, lo que no dijo varela es que las Chivas tuvieron más de 50 minutos un hombre más en la cancha y no pudieron liquidar a La Fieeera (léase en voz de Raúl Orvañanos).

Tampoco hablo del penal que echó a la basura Eduardo Javier López.

Por lo pronto, ya que se le baje el coraje a Varela, hoy enviará una apelación para buscar que las expulsiones de Edwin Hernández y Carlos Salcido no procedan.

¿Le resultará? Al menos una podría ser.

Otra de Nahuel

Como ya saben, al portero de los Tigres, Nahuel Guzmán, suelen subírsele las cabras al monte en algunas ocasiones y el viernes, al terminar el partido contra el Tijuana, fue una de ellas.

Resulta que tras la victoria de 1-0 contra los Xolos, el argentino festejó con aficionados de los Tigres que habían viajado a Tijuana para estar en la Perrera, pero varios seguidores locales lo sintieron como burla hacia ellos.

Y como la mecha ya estaba prendida, en el túnel de los vestidores por poco se arman los cocolazos, ya que Nahuel le grito a los jugadores del Tijuana "pechos fríos, hijos de pu..." y varias otras joyitas del tipo.

Con decirles que la seguridad tuvo que meterse para poner orden, porque la cosa estaba caliente; si no, pregúntenle a Milton Caraglio, a quien Guzmán quería partirle la mandarina en gajos. Acá entre nos, le gritó de otra manera, pero eso no lo pongo porque esta columna la leen niños.

Obviamente que, con el griterío, hasta Miguel Herrera salió para ver qué estaba pasando, pero, para fortuna del portero seleccionado argentino, el "Piojo" no se lo encontró, ya que para entonces Guzmán se había ido a su vestidor, golpeando puertas y lo que encontró en su camino.

¡Aguas, Tigres!

Los llamados de 'Plumitas'

El delantero que mejor desborda y que más enfrentamientos mano a mano gana en la Liga, con 54 duelos ante rivales, es Javier Aquino, peeero una lesión le dejó fuera de la convocatoria del Tri y anoche Juan Carlos Osorio decidió llamar a un sustituto para los partidos contra Estados Unidos y Panamá.

Se trata nada menos que de Jurgen Damm, pero lo curioso es que el también extremo de los Tigres tiene apenas 254 minutos jugados, cero partidos como titular, cero goles y cero pases para gol.

Ya no es raro que el colombiano salga con este tipo de convocatorias, cuando en el rubro en el que Aquino es el mandón de la Liga, los que le siguen son Elías Hernández, del León; Pablo Barrera, de los Pumas, e Isaac Brizuela, de las Chivas.

Notihachazos

Quien bajó muy apurado al vestidor el sábado en el Estadio Azul fue Jesús Martínez Patiño, el mero mero del Grupo Pachuca, preocupado por la dura entrada que el argentino Jonathan Cristaldo le propinó a su jugador, Hirving Lozano. Y el susto no fue por si sería baja de la Selección, sino por el riesgo que representa una lesión seria para el "Chucky", ahora que han vuelto a darle seguimiento en Europa, concretamente el Porto, que parece interesado en desembolsar los más de 12 kilos de euros que Chucho pide por su joya. A ese costo ¿quién no se asusta?

La versión de que Marcelo Bielsa está en México para entablar pláticas para dirigir en el país anoche sonó muy fuerte y, aunque las versiones lo ubicaban como opción seria de Billy Álvarez para llevarlo al Cruz Azul, otros creen que aprovecharían mejor a que pase el debut de Osorio en el Hexagonal de la Concacaf, por si el colombiano no la libra con la Selección.

El vestidor del Morelia festejaron el empate con los Pumas como si ya se hubieran salvado del descenso, con música, abrazos y canciones, aunque sólo sacaron un puntito den CU, con el que por lo pronto abandonaron el fondo de la tabla del descenso. El DT Roberto Hernández, quien saludó a quien se le cruzara en su camino, se bajó del autobús del equipo cuando estaba a punto de arrancar y se quedó en la Ciudad de México para seguir la fiesta. Hernández sabe que dejará pronto el banquillo de los Monarcas, ya que su puesto es de directivo, pero lo pronto va invicto en su interinato y le hizo la maldad al Necaxa y los Pumas. 

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios