miércoles, 9 de noviembre de 2016

Columna San Cadilla Norte - 09 Noviembre 2016



Rearmar

No crean que la cosa en Pandilla está calma chicha.

Si no oyen, no es que no haya ruido.

Si no ven, no es que no haya luz.

Mejor no oigan, no escuchen... pero sí lean.

"El toma y daca" está cerca de empezar. A la vista de todos, a la apariencia de toda la afición Pandi, están entrenando para el partido importantísimo ante Morelia, el cual no tengo duda que ganarán.

(Aquí el problema es la combinación de resultados. Pandilla sí hará la tarea, pero los rivales puede que también).

A lo que iba. Estamos a nada de que se defina el futuro del cuerpo técnico y de quién -en caso de que no se llegue a un arreglo- venga a sustituir a Ricardo Antonio Mohamed Matijevich.

Aquí les conté desde el lunes que el plan del DT de Rayados, según me cuenta mi Judas Pandi de oficina, era el de "rearmar" el plantel.

¿Qué significa eso?, que se pueden ir algunos y llegar otros, o bien irse algunos y no llegar nadie.

Esto ya lo he explicado dos veces, y con ésta, tres.

¿Nombres fijos de refuerzos?, no los hay. Han salidos varios, pero no va por a'i.

En Rayados, me dijo el dirigente, quieren que regrese Stefan Medina, pero Pachuca se lo quiere quedar, y ahí quieren aprovechar para sacarle uno o dos jugadores a "Chucho" Martínez, algo que será muuuy difícil, porque es un "Viejo Tuzo de mar".

Si no oyen, no es que no haya ruido.

Si no ven, no es que no haya luz.

Mejor no oigan, no escuchen... pero sí lean.

¿Otro DT?

Hablando con el dirigente, me contó que no tienen a uno preparado por si Ricardo Antonio Mohamed Matijevich no continúa.

"El plan es que en la negociación se llegue a un arreglo con él. Él quiere quedarse y nosotros también, así es que no creo que no tengamos acuerdo", me dijo.

Yo no estaría tan optimista como este Judas Pandi de oficina.

Yo no apostaría a que Antonio Siga. Ojo, tampoco a que se va. Y con esto no me curo en salud.

Con esto les quiero dejar el resumen de todo el tema Mohamed-Pandilla-continuidad.

Hablan en estos días.

Él se quiere quedar y Rayados busca que todo continúe como proyecto.

Antonio quiere rearmar el plantel con dos o tres movimientos.

Su permanencia o salida no depende de si clasifica o no. Depende del arreglo que tengan en la reunión que tendrán en estos días.

La directiva, me dice mi Judas, estaría dispuesta a concederle máximo un deseo (y no necesariamente de traer, sino de sacar).

Insisto: yo no apostaría por ninguna en este momento.

Es más, jugaré a ser "Caliente" o cualquier otra casa de apuestas y éste sería el momio.

Antonio se va... -120.

Antonio se queda... +100.

Para los que no entienden eso, es ligeramente más viable que se vaya a que se quede.

Ligeramente. Eso quiere decir que -ahora sí- la moneda está en el aire.

Quien le asegure que sigue, es porque se la juega. Si sigue, dirá: "¡Ya ven, les dije!", y si se va... callará. O viceversa.

Créanme. Cuando la cosa está pandeada yo se los digo. Aquí les informo que no lo está para ningún lado. Está en el aire.

Una cosa sí es segura: no hay seguridad de nada.

Se va

El sábado, en el BBVA Bancomer ante Veracruz, Luisito Pérez ingresó al terreno de juego al minuto 83, y minutos después pateó un tiro libre con la esperanza de meterle gol al Veracruz.

¿Por qué el señor Mohamed Matijevich lo metió faltando 7 minutos para que terminara el último juego del torneo regular en el BBVA si no había visto acción ni uuun solo minuto en todo este Apertura 2016?

Pues porque la carrera de Pérez, al menos en Rayados, se ha terminado. Les cuento que esos 7 minutos fueron los últimos que vieron al otrora contención Rayado enfundado con esa hermosa camisa.

El DT le quiso dar minutos de despedida. Todavía pateó un tiro libre buscando decirle adiós a los Rayados con un gol, pero pues no, su tiro rebotó en la barrera.

Se fue "Lucho", y consigo se llevó tres títulos de Liga y tres títulos de Conca.

Así de sencillo: Luis Ernesto Pérez es el único jugador de Rayados que puede presumir tener todos los títulos del equipo en este Siglo 21.

Campeón de Liga en 2003, 2009 y 2010.

Campeón de Conca en 2011, 2012 y 2013.

Se nos va el Rayado más ganador de títulos en la historia de Club de Futbol Monterrey.

¿Sólo él?

Pues no. Con Luis Pérez se va otro que tiene su marca, pero desde la oficina.

Luis Miguel Salvador López también está viviendo su fin en Rayados, y al igual que su tocayo Pérez, ganó tres de Liga y tres de Conca.

Se van los dos eternos. Se van los únicos dos que quedaban de aquel Rayados-Morelia de Daniel Passarella.

El equipo se renueva y ya dicen adiós dos protagonistas de las máximas glorias de este equipo.

Nadie en títulos como los Luises (Salvador y Pérez).

Vaya desde aquí un sencillo homenaje a los dos Rayados que se van del Club de Futbol Monterrey, institución a la que le dieron todo.

Ofrezco una disculpa. Queda uno: don José González Ornelas, también con seis títulos, el único sobreviviente de aquel 2003.

PD: Renovarse o morir.

Mail: sancadilla@elnorte.com
Anuncios