jueves, 3 de noviembre de 2016

Columna San Cadilla Reforma - 03 Noviembre 2016



Se prende el Palomar...

Pese a que apenas es un esbozo de proyecto, la idea que tiene la directiva de Pumas de convertir el centro de la tribuna del Palomar en una Zona VIP ya le puso los pelos de punta a muchos miembros de la Porra Plus, que sería la principal damnificada en caso de que la idea se convierta en proyecto y luego en realidad.

Diiicen que más de cinco de los miembros de esta anquilosada porra, cuyo encanto murió hace muchos años, ya trató de reclamarle directamente a la directiva universitaria, sin éxito al momento, y por consecuencia están tirando pestes contra Rodrigo Ares.

La gran bronca es, igual me platicaron, que alguien en la Plus entendió mal y cree que la idea pretende mover la Zona Puma hacia el centro de la planta alta del Palomar, y ya hubo quien pensó en cargar contra los socios del Club Universidad, que son los que ocupan la Zona Puma, y agredirlos de alguna manera.

Habrá que ver qué pasa el domingo, y si el líder de la Plus, "el licenciado" Arturo Ortiz, quien suele pasearse a sus anchas por la Zona Puma saludando a cuanto socio se topa, toma cartas en el asunto, primero para calmar los ánimos de sus huestes y para prepararlos en caso de que la idea se vuelve realidad, porque no creo que la directiva recule cuando puede haber una lanísima para las arcas del club en riesgo.

Pero bueno, todo es ahora una idea.

'Pulga reloaded'

Otro grupo que anda moviéndose en estos días es la pobre Sangre Azul, que vive hoy sus horas más bajas, casi tan tristes como las del Cruz Azul en la cancha.

Casi al tiempo de que la directiva celeste se las aplicó a todos sus grupos de animación, al cobrarles los boletos como a cualquier hijo de vecino Rafael Rubio, conocido en el mundo del barrismo como "La Pulga", se empezó a hacer a un lado de La Sangre, de la que era el líder indiscutible.

Su liderazgo fue menguando al grado de quedar reducido a ser una especie de líder moral durante un tiempo y finalmente a prácticamente desaparecer.

No sé haya sido la nostalgia de sus tiempos de líder barrista o haber percibido que La Sangre Azul está justo en vías de extinguirse, pero en los últimos días, La "Pulga" resurgió de sus cenizas y ha iniciado una campaña en redes sociales para inyectarle vida a la barra cementera, a la cual percibe hundida, lejos de sus tiempos de gloria con trapos e instrumentos musicales en las tribunas celestes.

La "Pulga" ha prometido que, bajo su cobijo, la Sangre tendrá de nuevo comunicación directa con la gente del Estadio Azul y del propio club.

"Sin más por el momento se despide de ustedes Rafael Rubio "Pulga", servidor y amigo
¡Abrazo de gol!", finaliza el barrista en un comunicado que publicó en Facebook.

¿Lo logrará?

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios