lunes, 7 de noviembre de 2016

Columna San Cadilla Reforma - 07 Noviembre 2016



Sólo le fue susto

El presidente de Grupo Pachuca, Jesús Martínez Patiño, bajó visiblemente preocupado y molesto a los vestidores del Estadio Azul al finalizar el cotejo entre La Máquina y Pachuca, el sábado.

El directivo no quiso esperar para saber el estado de Hirving Lozano, quien salió lastimado tras una dura entrada del delantero Jonathan Cristaldo.

A Martínez ni le pegó que el club hidalguense perdiera y dejara ir la ocasión para tomar el liderato porque con rostro serio y adusto se limitó a ver cómo estaba el "Chucky".

Y cómo no iba a preocuparse si Lozano es parte de la convocatoria de Juan Carlos Osorio en el Tricolor para el Hexagonal, estamos a la vuelta de la Liguilla, y además es el activo más caro de su plantilla.

El dirigente estuvo alrededor de 10 minutos y tras saber que la primera valoración médica indicaba que no era nada grave, abandonó el Azul un poco más tranquilo.

Lo bueno para Martínez Patiño fue que ayer por la mañana se confirmó que lo de Lozano fue el puro golpe.

Ufff, ya podrá estar tranquilo mañana en la investidura al Salón de la Fama.

Festeja en grande

Me comentan que en el vestidor del Morelia festejaron el empate con Pumas casi casi como si ya se hubieran salvado del descenso, con música, abrazos y cantos, todo en grande, para celebrar el puntito en CU con el que puso un poco de distancia con el Veracruz y así los Monarcas ya no son los más malos en el asunto del cociente.

Fue tal el gusto que se dio el DT de los michoacanos, Roberto Hernández, que andaba dando entrevistas por todos lados, no sólo en la conferencia oficial, y se saludó a quien se le cruzara entre el vestidor y el autobús del equipo. Fue tal su euforia que ya arriba del camión decidió bajarse cuando estaba a punto de arrancar; pidió un par de documentos a parte de su cuerpo técnico y personal del equipo, y optó por quedarse en la Ciudad de México unas horas más, al aprovechar que sigue la fecha FIFA y que no tendrá partido hasta dentro de dos semanas.

El entrenador agarró sus demás objetos y se subió a un coche con la misma sonrisa por el resultado que logró.

Hernández sabe que dejará pronto el banquillo de Monarcas, ya que su puesto es directivo, y se traerá a otro entrenador para el arranque del Clausura 2017, pero lo pronto va invicto en su interinato y ya le hizo la maldad a equipos como Necaxa y Pumas.

Eso sí, me comentan que antes de irse por su lado, en el camión deseó buen viaje a los jugadores, les agradeció la entrega en el partido y les dijo que de la misma manera tendrán que comportarse en el juego de la Fecha 17 contra Monterrey.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios