jueves, 24 de noviembre de 2016

El misterioso arte de ganar



Por: Mario Castillejos (24-noviembre-2016)

De los 18 equipos que iniciaron el camino al título sólo quedan ocho y, de estos, cualquiera puede ser campeón.

Sin duda que en los enfrentamientos a 180 minutos, las posibilidades de los menos poderosos se incrementan.

De hecho, el sistema de competencia pasa de ser un "maratón" de 17 kilómetros (jornadas) a una carrera de 800 metros planos.

La Liguilla es para los velocistas, los ágiles, los vivos, sin olvidar esos imponderables que invariablemente desvanecen las cualidades de los favoritos.

Y como el futbol es un juego donde no siempre gana quien juega mejor, el título sólo termina en las manos del equipo que domina el misterioso arte de ganar.

En otras palabras, aquí más vale maña que fuerza.

En base a lo medido en la fase regular y sin conocer los detalles del partido Pumas frente a Tigres, el juego debió de tener las siguientes estadísticas:
Si los Tigres remataron más de 11 veces, de perdido marcaron un gol.

Si los Pumas remataron más de nueve veces, por lo menos marcaron un gol.

El "Pikolín" atajó más balones que Nahuel.

Las faltas por equipo fueron muy parejas.

Si se marcó un penal, éste fue en contra de Pumas.

Tigres tuvo mayor porcentaje de pases y de posesión.

Pumas remató más veces que Tigres.

Si hubo gol de cabeza, fue de Pumas.

Si hubo gol desde fuera del área, fue de Tigres.

Si anotó Pumas, las posibilidades de que fue gol de Britos es mayor a que haya sido de Barrera.

Si anotó Tigres, las posibilidades de que fue gol de Sosa es mayor a que haya sido de Gignac.

Igual nada de esto pasó o el juego terminó 0-0. En fin.

En el otro partido de ayer, León, que después de cambiar entrenador (Jornada 7) fue el que más puntos cosechó, con 22 de los últimos 30 disputados, era mi favorito ante un Tijuana, que su futbol no concuerda con su posición en la tabla general.

De los ocho clasificados, el equipo que más me cautivó fue el Guadalajara, siendo éste el que más remates logró junto al equilibrio perfecto de menos remates recibidos.

Y si a esto le agregamos que también fue el segundo con mejor tiempo de posesión (29.7 minutos por partido) y segundo con más pases acertados, difícilmente podemos negar que hasta hoy, Guadalajara es que mejor juega en esta Liga.

El "pero", porque siempre hay un "pero", es: ¿dominan el arte de ganar? Ése es el dilema.

¿No cree usted?

PD. "Sólo quiero decir una cosa: he ganado y he perdido, pero ganar es lo más divertido". Richard Nixon (Ex Presidente de los Estados Unidos que antes perdió la campaña presidencial en 1960 y las elecciones para Gobernador de California).

Lo escrito, escrito está.
Anuncios