martes, 29 de noviembre de 2016

Hay peligro de gol



La serie entre Tigres y León de Semifinales tendrá dos matones del área como garantía de goles.

André-Pierre Gignac de un lado y Mauro Boselli del otro serán los principales encargados de marcar diferencia en las porterías rivales como lo reflejan las estadísticas del 2016.

El argentino de La Fiera es el mejor anotador del año, sólo un gol arriba del francés de los Tigres, tomando en cuenta partidos de Liga y Liguilla del Clausura y Apertura 2016.

Boselli suma 22 goles en el año; 10 en el primer semestre del año, 9 hechos en temporada regular y uno en Liguilla, mientras que en el presente torneo, el argentino marcó 10 tantos en Liga y anotó 2 en los Cuartos de Final ante Xolos.

Por su parte, Gignac suma 21 dianas durante el 2016, de los cuales 13 los hizo en temporada regular del Clausura 2016 y se fue en blanco en la Liguilla. En ese torneo, el francés fue el campeón de goleo.

Mientras que en el Apertura, Gignac quedó a deber en la temporada regular, pues sólo hizo 5 tantos, además de que se pasó 8 fechas sin anotar.

Sin embargo, en la Liguilla, Gignac se destapó con un triplete en la vuelta de Cuartos ante los Pumas, con lo que se quedó sólo un gol abajo de Boselli en la cuota general del año.

Atrás de ambos matones, quedaron Dayro Moreno, de Xolos con 20 goles; Rogelio Funes Mori, de Rayados, de 19; y Franco Jara, de Pachuca y Silvio Romero, de América, con 18, éste último aún en competencia.

Es por eso que la llave entre La Fiera y los auriazules luce atractiva en la zona de definición por la capacidad consagrada de Gignac y Boselli.

Y aunque no hay una amistad entre ellos, ambos se siguen en el Twitter, en donde Boselli ha demostrado su admiración por Gignac, gesto que el delantero de los Tigres ha agradecido en la red social.

Para esta serie, Gignac llega más encendido por el hat-trick contra la UNAM, pero Boselli fue el encargado de revivir a La Fiera en la serie contra Tijuana, lo que lo convierte en una amenaza latente.
Anuncios