viernes, diciembre 23, 2016

Columna San Cadilla Mural - 23 Diciembre 2016



El Tri pal norte

La operación mudanza del Tri va tomando forma, pero al menos para la tercera jornada cuando reciban a Costa Rica el 24 de marzo, todavía los aficionados podrán ver al equipo de Juan Carlos Osorio por última vez en el Estadio Azteca.

El Tri saldrá después a Trinidad y Tobago el 28 de marzo y la tercera ronda de la eliminatoria se reanudará en junio, cuando vuelvan a ser locales pero ahí sí, la intención es que sea en otro Estadio para escapar supuestamente de la altura de Chilangolandia.

Ya ven que dicen los federativos que son los jugadores los que pidieron cambiar de sede por la altitud, pero en realidad están algo cansados de los abucheos del Azteca cada que el Tri empieza a pasar aceite con sus rivales.

Se preguntarán, ¿y a qué estadio se mudarán para recibir a Honduras?

Opciones son dos, Monterrey y Guadalajara, sí, curiosamente las dos ciudades con estadio nuevo, peeeero, sí, ahí viene ese pero.

Casi es seguro que el Tri reciba el 8 de junio a los catrachos en el moderno BBVA de los Rayados, ya que la segunda alternativa es nada menos que el Estadio Jalisco. ¿Qué? ¿a poco creían que el Estadio Chivas?

Acuérdense que los dueños del negocio del Tri (la TV), no desean por ahora nada con Jorge Vergara ni lo que huela al Rebaño.

Emilio Azcárraga preferiría meter al Tri al viejo coloso, con el pretexto de tener un mayor aforo y por la historia del inmueble, a considerar volver a entrar al ex Omnicaucho.

¿Cuánto más durará el veto contra Vergara?, sólo el tiempo y Chivas TV lo dirán.

Enfiestados

Así como hay técnicos que se caracterizan por la disciplina como base de su método, hay otros que son más flexibles, y si se trata del Ascenso MX, ni se imaginan.

Resulta que en el Zacatepec, tienen la bonita costumbre de los famosos asados durante la pretemporada, y aunque se supone que debe imperar el profesionalismo, si no hay quien ponga límites, las cosas se salen de control.

Resulta que durante la pretemporada que el equipo está llevando a cabo en Querétaro, un grupo de futbolistas aprovecharon que su técnico andaba muy de buenas para meter amigas a sus cuartos, en un acto que no es nada nuevo dentro del balompié.

Cuentan que esta práctica es aún más común dado que el técnico, Carlos Gutiérrez, cada que hace un asado es el primero en ponerse hasta las manitas, y ya con media estocada adentro, les dice a sus jugadores que hagan lo que quieran, que es su día libre, no pos qué bonita familia.

Así como lo leen, lejos de ser el primero en meter en cintura a los jugadores, es el que les da el permiso de literalmente contactar a sus amigas para que los visiten en su hotel de concentración y no conforme con eso, hasta tienen el descaro de pedirles que lleven las cervezas y ahí se quedan a dormir hasta el día siguiente muy tempranito, porque eso sí, tienen que entrenar.

"Sí están (los profes), pero no nos dicen nada porque están todos borrachos", son el tipo de comentarios que los jugadores les dicen a sus amigas por mensajes para que acepten las invitaciones.

Y luego nos admiramos de ver por qué el Ascenso MX es una verdadera pachanga.

Se aferra Leao

Pues no muy de buenas tomó la noticia Aldo Leao Ramírez de que era oficialmente jugador de los Jaguares de Chiapas y tan no, que sigue sin reportar y sin arreglo económico.

Está más que claro que el colombiano busca echar abajo su traspaso al conjunto de la selva, pues eso de que no paguen a tiempo pues es complicado para muchos pateabalones.

Por tal motivo, el volante se está dando su taco y puso sus pretensiones muy altas con tal de que la directiva encabezada por Carlos López Chargoy le diga no, muchas gracias, pues también Tuxtla Gutiérrez no le llama mucho la atención.

Lo más seguro es que Aldo no acepte ninguna propuesta económica de los chiapanecos y mejor se regrese a jugar en Colombia, pues allá hay equipos que han mostrado interés por sus servicios.

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios