jueves, 29 de diciembre de 2016

Columna San Cadilla Reforma - 29 Diciembre 2016



'¡La Plus está muerta!'

La tarde del 7 de marzo de 1999 la convocatoria de unos alicaídos Pumas en Ciudad Universitaria fue de apenas 10 mil personas para el partido contra el colero León. Al minuto 65, Jesús Olalde cobró un penal para tratar de empatar el encuentro, pero Alberto Guadarrama se lo detuvo. En ese instante, algo cambió para siempre en CU.

En señal de protesta, la Porra Plus, la más numerosa y poderosa en aquel entonces, se levantó de su tradicional lugar en el centro de la tribuna alta de Palomar, el lugar más privilegiado del estadio y empezó a caminar hacia la cabecera norte, cuando no había rejas en la planta superior del Olímpico Universitario. Ahí permaneció.

De pronto, de la esquina suroeste de la planta alta del estadio felino, la porra Orgullo Azul y Oro, a la que ya se le conocía como La Rebel, bajó corriendo, se apostó en la zona de la Plus, y empezó a bailar mientras cantaba "¡La Plus está muerta, la Plus está muerta!", ante los aplausos del resto de la afición felina alrededor.

En la cabecera norte, La Plus observó sin mover un dedo durante unos minutos, pero cuando se percataron de que La Rebel estaba descolgando sus "trapos" para quitarlos, un grupo de ofendidos porristas corrieron de regreso a tratar de correr a los "invasores" de su territorio, a golpes y empujones.

Para sorpresa de todos, el resto de la afición universitaria empezó a abuchear a La Plus al son de "¡huevones, huevones"!, mientras La Rebel volvía a su lugar en la parte alta, pues era un suicidio enfrentarse a La Plus, que en ese entonces le superaba por mucho en cantidad de miembros.

De vuelta en su esquina, La Rebel cambió los cantos de apoyo a los agonizantes Pumas por consignas contra el que se convertía en ese instante en grupo rival: "¡Porra de mierda, porra de mierda!"...

Hoy, 17 años después, La Plus dejará su lugar en el centro del Palomar por segunda y definitiva ocasión en su historia, pero a diferencia de 1999, esta vez no ha metido ni las manos, por lo que si alguno de los aficionados que ocupe los lugares VIP el próximo 15 de enero empieza a cantar "¡La Plus está muerta, la Plus está muerta!", bueno, no será el primero que lo haga.

Rubens color de verde

Para quienes no pueden dormir pensando quién va a ser el guapo que se va a aventar a fichar a Rubens Sambueza, déjenme les platico que allá donde "la vida no vale nada" alguien pensó en que, si tuvieron el valor de rescatar a Carlos Peña, pues también se pueden animar a tratar de hacer lo mismo con el malogrado capitán del América, aunque para tener esa chance hay un precio y se llama Elías Hernández.

¿Será?

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios