viernes, 30 de diciembre de 2016

Columna San Cadilla Reforma - 30 Diciembre 2016



Pura de decepción

En la junta que llevó a cabo la Porra Plus para tratar el asunto de tener que dejar su lugar por casi 40 años en la tribuna de Palomar para irse a apoyar a sus Pumas a la cabecera norte del Estadio Olímpico Universitario hubo corazones rotos y varios litros de bilis derramados.

Muchos integrantes de la decana porra universitaria, que por tanto tiempo disfrutaron la mejor zona del estadio, asistieron pensando que entre todos se pondrían de acuerdo para ofrecer resistencia al "sacrilegio" de quitarles su "territorio" en la tribuna de Palomar, pero se toparon con que todo fue una junta meramente informativa en la que solamente les dijeron que las decisiones ya estaban tomadas y aceptadas por el líder del grupo de animación, el licenciado Arturo Ortiz.

La decepción al escuchar a su líder fue tal, que a la salida de la reunión más de uno lamentó haberle dado tanto poder a Ortiz sobre el grupo y más que nada haberlo mantenido al frente de la porra pese a las señales que dio durante los últimos años de alineamiento y servilismo hacia las directivas del club, con esto de la mudanza ya como el colmo.

Cuentan que antes de salir cabizbajos de la junta, entre los inconformes llegaron a perder las cabras al grado de sugerir conseguir un amparo para que no los quitaran del lugar que ocupaban en la tribuna, pero este disparate se diluyó muy pronto.

Lo que no se desvanecerá en los próximos días es el coraje de una parte importante de La Plus contra su líder y mucho menos la envidia que le tienen a La Rebel, pues todo mundo está bien claro que mientras la directiva ha echado a la porra del Palomar, del otro lado del Estadio Olímpico Universitario la barra hace lo que quiere, cuando quiere, como quiere y con quien quiere...

Futuro tico

Para todos aquellos que digan que Pumas ya no exporta jugadores, les quiero decir que están equivocados.

Durante este mercado invernal los felinos lograron colocar al delantero Alfonso Nieto en el Herediano de la Liga de Costa Rica, equipo en el que militará durante un año.

El acuerdo entre ambos clubes fue prestar a Poncho, de 25 años, para que así tenga algo de actividad, dado que en los últimos tiempos ha estado condenado a la banca y a lo mucho jugar encuentros de Copa.

De momento, a su llegada a los florenses, Nieto ha generado comentarios negativos, sobre todo porque no anota un gol en Primera División desde 2013.

Esperemos la suerte acompañe mejor al atacante en su nueva aventura y así recuerde cómo en su momento se le etiquetó como una gran promesa en la delantera auriazul.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios