martes, 27 de diciembre de 2016

Tigres campeón y un perdón sincero



Por: José Ramón Fernández (27-diciembre-2016)

Señoras y señores, hay que reconocer que el partido de Tigres vs. América fue una Final emocionante.

La Final de vuelta tuvo un cierre espectacular con un empate de los locales viniendo de atrás y después los penales muy bien tirados por el equipo de "Tuca" Ferretti y muy mal ejecutados por los dirigidos por Ricardo La Volpe.

Una victoria justa, merecida, con un arbitraje pésimo del que ya se ha comentado bastante y finalmente un centenario desastroso para el América.

Tigres gana su quinto campeonato, y uno más de la mano de Ferretti que lo ha hecho ya en dos ocasiones anteriores, demostrando que es un técnico muy completo, capaz, hecho y derecho.

Hay que destacar la actuación del portero Nahuel Guzmán que en la serie de penales detuvo los tres que tuvo el América y en cambio los Tigres encabezados por Gignac, Pizarro y compañía anotaron los goles para quedarse con la victoria.

Un partido que empata Tigres faltando un minuto, con ambos equipos con nueve, donde hubo muchos reclamos por los expulsados que fueron propiciados por una bronca que nunca supimos por qué comenzó ya que las cámaras nunca enfocaron nada bien.

Tigres es un digno campeón del futbol mexicano.

Lo que sí me gustaría añadir aprovechando este espacio es que en un momento determinado, durante uno de los programas de televisión, comenté que el árbitro parecía que actuaba como si tuviera síndrome de down.

Eso me ha causado un malestar y entiendo las reacciones que he recibido por parte de los padres y las madres que tienen pequeños que padecen esta enfermedad, que son apreciables, cariñosos, muy inteligentes, capaces y extraordinarios seres humanos.

Por esa razón yo les ofrezco una disculpa porque mi comentario no fue con el afán de una discriminación ni nada por el estilo, fue un exabrupto sobre el árbitro que actuó muy mal y fue una muy mala frase, mala decisión y por esa razón ofrezco una sincera disculpa a todos esos padres y madres que tienen un pequeño con esa condición.

Yo mismo tengo una sobrina con un retraso y sé que se sufre intensamente. Espero que mi disculpa sea escuchada y la ofrezco de corazón.

No tengo nada contra esa gente, al contrario, he convivido con ellos en varias ocasiones y he pasado momentos muy agradables.

Y volviendo al partido, tenemos que entender que es futbol, ni los americanistas tienen que enojarse ni nada por el estilo. Se molestan, agreden e insultan demasiado y no tiene sentido, simplemente es futbol, es un deporte lúdico en donde se gana y se pierde y no pasa absolutamente nada.

En esta ocasión Tigres ganó y ganó bien.

América intentó hacer un centenario vistoso, espectacular, pero no le salió nada bien, le resultó todo lo contrario, pero así es la misma vida.
Anuncios