martes, 3 de enero de 2017

Columna San Cadilla Reforma - 03 Enero 2017



Le gusta el Estadio Azul

La semana pasada, el Cruz Azul de Paco Jémez por fin entrenó en su casa, el Estadio Azul.

En esta nueva era de cambios y revoluciones en el entorno celeste, hasta el coso celeste recibió una "sacudida" pues resulta que el entrenador español quedó encantado con el inmueble, especialmente la cancha, a la cual catalogó de idónea para el futbol intenso que pretende que juegue su Máquina. Cómo le habrá gustado el campo del Azul al timonel que considera entrenar más seguido ahí y no siempre en La Noria, el centro de entrenamientos del conjunto cementero.

Ojalá y la vibra que trae el nuevo timonel cementero sirva no solo para extirparle al equipo sus complejos, sino hasta echar el mal ambiente de su propia casa, en la que no le fue naaada bien en el último torneo con Tomás Boy.

Les echan agua

Y a propósito de la visita del Cruz Azul a su casa, el viernes pasado tanto los Cementeros como el Celaya se llevaron un buen baño y todo porque al personal del Estadio Azul se le olvidó cerrar la llave del agua.

Ambos equipos estaban jugando un amistoso y cuando este llegó a la mitad los aspersores de la cancha se encendieron por arte de magia.

Fueron los Toros los primeros afectados, dado que el mecanismo se prendió primero de su lado, lo que dejó empapado a más de un integrante del cuerpo técnico y jugadores.

Las risas no se hicieron esperar tanto de los pocos familiares y asistentes que estaban en las gradas, de hecho, del lado cementero pocos se pudieron aguantar la risa por la escena, sin saber lo que les venía.

Tan pronto como un trabajador del estadio fue a apagar el aspersor, el que estaba en la zona cruzazulina se encendió, por lo que todos los ahí presentes recibieron una buena mojada y protagonizaron una de esas escenas de "karma instantáneo" por burlarse del rival.

Le cierran el Instagram

Ariel Rojas vivió un fin de año un tanto particular con su cuenta de Instagram.

Resulta que El "Chino" se animó hace una semana a abrir su cuenta para postear haaartas fotos y tener contacto con amigos y aficionados.

Pues ahí andaba feliz el volante de Cruz Azul posteando y posteando fotos y de la nada que me le cierran su cuenta.

Pero ¿Pooor qué?

Resulta que al argentino le llegó un alerta desde el mismísimo cuartel de la empresa que es propiedad de Facebook, en la que le advertían que le iban a eliminar ese perfil porque era ¡"fake"!

Lejos de indignarse, Ariel se lo tomó súper light, soltó una que otra carcajada y abrió otra cuenta, pero así, subiendo un video en el que afirma que esa es su nueva cuenta y que sí es "todita suya de él".

Lo bueno es que El "Chino" no tenía más de 2 mil seguidores en su ex cuenta, por lo que fue muy fácil recuperar a sus fans originales.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios