lunes, 16 de enero de 2017

Columna San Cadilla Reforma - 16 Enero 2017



La tarde de la EsPuma

Aunque la directiva de Pumas ya está negociando con La EsPuma, lo que vivió este grupo de amigos ayer en el CU fue un desgarriate.

Como ya les había contado, La EsPuma es un grupo de cuates, muchos de ellos universitarios de prosapia, que no alcanzan la etiqueta de "grupo de animación" porque no rebasan los 50 miembros y se sentaron cerca de dos décadas arribita del túnel 34... hasta ayer.

Como no son una porra, parece que nadie en ellos en la "rezonificación del Palomar" hasta que era demasiado tarde, porque los lugares en los que esta banda se acomodaba, ya estaban vendidos, por lo que no les quedó de otra que resignarse.

Ayer, una parte de los miembros de La EsPuma tuvieron que hacer válido su abono como socios del Club Universidad, y debieron ocupar sus lugares en la Zona Puma. Con coraje al principio, volteaban a su viejos lugares y gritaban "seguro esos intrusos no se saben ni la alineación de Pumas, y ya les dieron nuestros lugares"... Luego con un poco de nostalgia "Ni siquiera han saludado a Televisa como nosotros... intrusos"... y ya luego con resignación.

Entre las "víctimas inocentes" de la disgregación de La EsPuma están los vendedores de cerveza que solían trabajar para el grupo, apartándoles sus chelas, llevándoselas hasta las manos y cobrándoles al final, ganándose, por supuesto, una buena propina. Ayer "Soco" y "Johnny" sonrieron con resignación cuando les echaron en cara que se había acabado una tradición...

Afortunadamente, ni la separación ni la nostalgia evitaron que estos amigos terminaran brindando como siempre, festejando el triunfo sobre Cruz Azul y lanzándoles gritos a los "intrusos" que ocuparon "sus" lugares: "Ojalá y ahí los veamos contra Jaguares, ojalá y vengan"...

Perfil americanista

Creo que uno de los requisitos primordiales para llegar al América es tener problemas maritales. Parece que además de la calidad que puedas tener como futbolista, también hay que estar metido en broncas con la pareja para llenarle el ojo a la dirigencia. Si no, ahí le va un recuento rápido; Cecilio Domínguez, flamante refuerzo, libró una orden de aprehensión por haber pateado a su ex mujer el año pasado; Christian Bermúdez, al que le dieron, literalmente, hasta con la plancha y recientemente acabó en el Reclusorio, vivió el arranque de un duro divorcio cuando era Águila...

Y si nos vamos para atrás, Cuauhtémoc Blanco, fue acusado de violencia doméstica por su primera esposa, Marisela Santoyo, o Luis Alonso "Negro" Sandoval, quien prefirió renunciar antes que ver a su mujer adueñarse del 80 por ciento de su salario.

Y aunque la demanda por paternidad saltó cuando ya había salido del América, la infidelidad de Aquivaldo Mosquera se gestó en el Nido, donde conoció a Karla Pineda con quien tuvo un hijo fuera del matrimonio.

En fin, mejor ya no le sigo, porque si no, sale una novela.

Mail: san.cadilla@reforma.com 
Anuncios