lunes, 30 de enero de 2017

Columna San Cadilla Reforma - 30 Enero 2017



Criticar por criticar

Pues me comentan que sí le pegó al "Maestro" Carlos Reinoso la derrota ante el América, principalmente por el cariño que le tiene a las Águilas, pero habrá sido por el mismo coraje o sólo por desquitarse de la caída que no perdió la oportunidad para decir al final del partido que era decepcionante no jugar contra un club mexicano sino contra una Selección Resto del Mundo.

Reinoso repartió saludos y abrazos a personal del Estadio Azteca y a diversos conocidos que encontró en la zona de vestidores, y en su camino al autobús del equipo aprovechó para decir que cómo era posible que en la Liga MX se tuviera que jugar contra una alineación repleta de extranjeros en alusión a los 9 no nacidos en México con los que inició el cuadro de Ricardo La Volpe.

Lo que no tomó en cuenta el chileno para andar criticando a las Águilas es que Veracruz tiene 17 elementos no nacidos en el País registrados. Que sólo inicie con tres o cuatro de ellos ya es otra cosa, pero tiene 17 que son lugares que bien podrían ocuparse por mexicanos, si es que en verdad Reinoso se preocupa por tener a más nacionales en la cancha.

Como dicen, antes de ver la paja en el ojo ajeno hay que verla en el propio o ¿No será que el "Maestro" sólo quería justificar la derrota?

Extraña escalada

Carlos Gutiérrez pasó de ser secretario técnico de Pumas al hombre que tiene en sus manos la continuación de la dinastía de los "Memo Vázquez".

Hace algunos ayeres, el ahora director técnico se encargaba de las cuestiones administrativas en el club auriazul, lapso en el que formó una amistad con el entrenador Guillermo Vázquez Herrera, quien condujo al equipo al título del Clausura 2011.

De ser el hombre de los números, Gutiérrez se metió tanto en este negocio que acabó por convertirse en auxiliar técnico de Memo cuando Cruz Azul les abrió las puertas allá a mediados de 2012.

Tras acabar la aventura, años después, ¿quién diría que el otrora secretario técnico recibiría su primera oportunidad al frente de un banquillo, en el Ascenso MX? Y en todo caso, ¿cuál sería el equipo que le daría la confianza, al menos porque en alguna ocasión ahí jugó la filial de Pumas y por el que han jugado ex auriazules como Dante López y ahora Jonathan Ramis? Sí, el Zacatepec.

En ese club también estuvo hace tiempo como asesor el mayor de los Memo Vázquez, y ahora es su nieto homónimo el que a sus 19 años ha sido integrado a la disciplina del primer equipo, a la espera de la oportunidad para debutar.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios