martes, enero 24, 2017

Presa en la mira



A André-Pierre Gignac ya le hace falta reencontrarse con el gol en juegos de torneo regular de Liga y para lograrlo el domingo se enfrentará a su mejor cliente: los Jaguares de Chiapas.

Tras irse en blanco en los dos partidos que ha disputado en el presente Clausura 2017 (Atlas y América), Gignac suma ya nueve partidos de Liga sin marcar, contando los últimos siete que jugó del torneo pasado en los que tampoco anotó.

Y aunque en la última Liguilla el francés dio una auténtica exhibición de contundencia al marcar seis goles, en partidos de rol regular Gignac ya tiene más de medio torneo sin marcar.

Fue aquel penal ante Puebla en la jornada 9, cuando el "10" felino festejó por última vez un gol en temporada regular, pero a partir de ahí su pólvora se mojó.

Se fue en blanco ante Chivas, Cruz Azul, León, Necaxa, Rayados, Tijuana y Querétaro; sólo se perdió la jornada 14 ante Pumas en la que no jugó por una carga muscular.

Después vino la Liguilla y ahí la historia fue diferente con un Gignac insaciable que guió a los Tigres con sus goles a su quinto título de Liga.

Para este 2017, en la fecha 1 ante Santos el francés no jugó por estar de vacaciones junto al resto del equipo estelar de los felinos y reapareció en la jornada 2 contra el Atlas, pero se fue en blanco.

El sábado ante América, Gignac tuvo un buen partido y a menos de cumplirse el minuto de juego habilitó a Ismael Sosa para el primer gol auriazul, pero en la cuenta personal no cortó su racha.

Sin embargo, al delantero galo se le presenta una inmejorable oportunidad para acabar con el mal momento en juegos de Liga, cuando el domingo los Tigres visiten a los Jaguares.

En cinco encuentros contra el equipo chiapaneco, Gignac ha marcado siete goles, cifra que arroja el mejor récord del atacante contra un equipo mexicano desde que llegó a los Tigres para el Apertura 2015.

Su paternidad futbolística la comenzó en la jornada 5 del Apertura 2015 al marcar su primer hat-trick en la Liga MX en la goleada de los Tigres 4-1 sobre Chiapas.

En ese mismo torneo, los Tigres se toparon con Jaguares en Cuartos de Final y Gignac los volvió a vacunar.

Les marcó uno en la ida y otro en la vuelta.

Para el Clausura 2016, Chiapas se fue a jugar a Puebla por la visita del Papa Francisco a México en la que incluía una gira por Tuxtla Gutiérrez, pero ni la sede detuvo la furia de Gignac sobre Jaguares y les marcó otro gol en la victoria de 3-1.

Y finalmente, en la fecha 6 del Apertura 2016, justo el día que le entregaron los Balones de Oro en el Estadio Universitario, Gignac marcó su séptimo gol a Jaguares, anotación que hasta los mismos chiapanecos tomaron con ironía al tuitear que porqué siempre les metía gol a ellos.
Anuncios