martes, 14 de febrero de 2017

Columna San Cadilla Reforma - 14 Febrero 2017



Acecha Cuéllar El Nido

Siguen los trabajos a todo vapor para armar los equipos de la Liga Femenil, que pronto verá luz con el Torneo de Copa, y dentro de las novedades les cuento que por ahí surgió el nombre de un viejo conocido nuestro, nada más ni nada menos que Leonardo Cuéllar, el técnico que fue cesado de las Selecciones Nacionales hace unos meses.

Todo está listo para que lo reciban hoy en el Nido de Coapa, donde va a exponer su proyecto y sobre todo sus expectativas deportivas y económicas en el área de operaciones, y no precisamente con Pepe Romano, sino con alguien que tiene línea directa con Yon de Luisa, encargado del área de futbol de Televisa.

No me extrañó nada saber que a las Águilas les seduce el currículum del entrenador, pues ya ven que le encanta todo peladito y a la boca, y luego de hacer varias visorias, pues ya se dieron cuenta que no está fácil reclutar talento y sobre todo integrantes de buen nivel que los puedan poner rápido en los primeros lugares, sin invertirle mucho dinero y tiempo.

El ex entrenador del Tri Femenil no ha pensado en el retiro y a sus 63 años, siente que todavía tiene fuelle para seguir. Lo que me llama la atención es que hasta hace unas semanas los azulcremas tenían poco presupuesto para armar el equipo de mujeres, y ahora de la noche a la mañana parece que tienen "pasta" para pagarle a un hombre como Cuéllar.

Nomás que como dice el dicho, sobre advertencia no hay engaño, y si hace algunos meses varias jugadoras levantaron la voz para señalar que el profe tiene un carácter bastante especial y que su sistema quedó muy rebasado, luego no vayan a decir que no se los advertí... Que conste.

El retraso de 'Marche'

Ayer les conté que Agustín Marchesín fue el último en salir el sábado del Estadio Azteca, pero no les detallé el dramón que pasó para que eso ocurriera...

Además de tener que tragarse los primeros abucheos para el equipo tras el 0-0 con el Puebla, al arquero de las Águilas le tocó la suerte de ir al examen antidopaje. Apenas acabó el juego, Marchesín se fue hacia el cuartito para colaborar con la rigurosa muestra de orina, pero pasaron y pasaron los minutos y nomás su vejiga "se negó" a colaborar.

Sus compañeros se bañaron, salieron del vestidor y se subieron al autobús con más malas caras que de costumbre por el empate, pero de Agustín ni una gota para poder irse a bañar también. Por ahí comentaron que le dieron agua, bebida hidratante y casi casi hasta un tecito para ver si así el portero americanista podía dar la muestra y el camión se podía arrancar a casa.

Tuvo que pasar más de media hora, para que al fin Marchesín pudiera dejar la muestra de orina y salir en friega para alcanzar el autobús en una noche en que el arquero del Ame sufrió más fuera del campo que dentro de él.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios