miércoles, 22 de febrero de 2017

Columna San Cadilla Reforma - 22 Febrero 2017



La fiesta de Rafa

Quizás Rafael Márquez no se fue de Las Vegas con el mejor sabor de boca por la lesión que le impidió disputar el Clásico tapatío, lo cual seguramente no le restó puntos a lo memorable del viaje.

Antes de que piensen que ando aplaudiendo los "partidos moleros", déjenme les cuento que el futbolista fue muy agasajado por sus compañeros, cuerpo técnico y directivos, porque el partido contra Islandia coincidió con sus 20 años como seleccionado nacional.

La Federación Mexicana de Futbol tuvo el fino detalle de organizar una comida para Márquez, convite en el que abundaron las anécdotas y las risas, siempre con Rafa como protagonista.

No hay que olvidar que la mayoría de los seleccionados crecieron viendo la forma en que Márquez construía su leyenda, y hoy son partícipes de cómo quiere dejar un gran legado al jugador mexicano con la creación de la Asociación de Futbolistas. Grande.

Un año más, porfa...

Cruz Azul ya trabaja en lo que será su nuevo estadio, pero todavía no sabe si tendrá que salirse del Azul para 2018.

Fíjense que me enteré que la directiva cementera está a la espera de conocer si la familia Cosío dará la prórroga de un año al contrato de arrendamiento que La Máquina solicitó hace unas semanas.

Como recordarán, el contrato entre celestes y los dueños del inmueble de la Colonia Nochebuena culmina en el verano de 2018, pero el conjunto cementero desea quedarse un año más para finalizar el proyecto de su nueva casa, porque, si no, tendrá que irse de "arrimado" al Estadio Azteca, la opción que menos le seduce porque ya lo ven como la cancha del América y ellos serían como el "primo" que llega a quedarse en el sofá 15 días.

El 'Gato' no echó la manita

Lo que hicieron los jugadores del Cruz Azul el sábado pasado dejó buen sabor de boca, al apersonarse todo el plantel a dar conferencia tras caer ante Atlas, pero no todo fue tan bonito como lo pintaron.

Y es que a fuerza de ser honestos, no todos estuvieron ahí dando la cara, como dijo Christian Giménez.

Y no me refiero a Enzo Roco, el defensa chileno que no estuvo convocado y que asistió como espectador al encuentro entre La Máquina y los Zorros.

Al que de plano no le importó el resultado y salió corriendo del Estadio Azul fue el contención Francisco Silva. El "Gato" se quedó en la banca para este duelo y antes de que Paco Jémez diera su conferencia, el chileno ya había puesto tierra de por medio.

Yo no sé si de verdad hay 100 por ciento de unión en el vestidor celeste, pero con esta muestra me queda claro que los berrinches, esos que veíamos a cada rato con cuates como Joffre Guerrón, no se han ido del todo.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios