viernes, 17 de febrero de 2017

Ya pesquen algo, Tigres



Si los Tigres no quieren hundirse más, deberán salir vivos esta noche de aguas peligrosas.

Los auriazules intentarán salir de su ayuno goleador al visitar al Veracruz, que ha ganado sus tres partidos en casa y no ha recibido gol.

Así de brava luce la encomienda para los felinos a partir de las 21:00 horas en el Estadio Luis "Pirata" Fuente, donde los escualos cerraron anoche su preparación y el técnico Carlos Reinoso pidió perderle el respeto al campeón.

Y es que del Tigres que causaba miedo el torneo pasado en cada visita, poco queda, ya que ha perdido en sus tres salidas contra Atlas (2-0), Jaguares (1-0) y Pachuca (1-0), mientras que los Tiburones le han ganado en casa al Querétaro (1-0), Atlas (1-0) y Jaguares (2-0).

Para enderezar el camino, el director técnico Ricardo Ferretti planeó durante la semana un par de cambios en su alineación, uno obligado por la suspensión y lesión de Javier Aquino y otro por decisión táctica.

Según lo que se vio durante el interescuadras del miércoles, Luis Advíncula debutará en Tigres, por lo que Jesús Dueñas dejaría la lateral derecha para formar la doble contención con Guido Pizarro, volviendo Lucas Zelarayán a la banca.

Y arriba, el lugar de Aquino lo ocuparía Luis Quiñones por la banda izquierda y a la derecha pasaría Ismael Sosa, para darle por primera vez la titularidad a Eduardo Vargas en la dupla de ataque con André-Pierre Gignac.

El sacrificado sería Jürgen Damm, a pesar de ser uno de los más regulares en el pésimo inicio de torneo que ha tenido el campeón con cuatro derrotas en seis jornadas y cinco partidos sin hacer gol.

Aún así, se espera que Tigres explote su banda derecha, tomando en cuenta que como lateral izquierdo escualo estará Antonio Briseño, quien no es tan rápido debido a que su posición natural es la de defensa central.

Reinoso también hará cambios con respecto al equipo que viene de perder 1-0 en Toluca. En el arco estará el peruano Pedro Gallese en lugar de Melitón Hernández y en el ataque volverá a la titularidad Daniel Villalva.

Si el presente felino no es halagador, el pasado reciente sí lo es, ya que desde que los Tiburones Rojos regresaron a Primera División, la han pasado bien en el Puerto, con dos victorias y un empate.

Si los Tigres ganan, pescarán algo de aire para salir del antepenúltimo lugar, pero si pierden podrían hundirse en el fondo con su cuarta caída al hilo, algo que no les sucede desde 1997, cuando volvieron a Primera.

Así de peligrosas están las aguas para esta noche.
Anuncios