martes, marzo 07, 2017

Columna San Cadilla Mural - 07 Marzo 2017



Ni me llames

Se ha descontado árbitros, perseguido tobillos, cazado espinilleras, pero ahora sí las Chivas no se la va a dejar pasar a Rubens Sambueza. Me parece que, en esta ocasión, tienen razón.

La lesión que sufrió Isaac Brizuela no es para menos. El "Conejito" está fracturado por esa entrada por detrás tan desesperada como ociosa en media cancha, por lo que se perderá el resto del torneo.

Por eso el Guadalajara, a través de su DT, mánager, jardinero, pior-es-nada, canchanchán y único responsable Matías Almeyda, solicitó que se inhabilite a Sambueza hasta que se recupere el lesionado.

Una medida justa y que sería un verdadero acicate y ejercicio de reflexión para Rubens y sus constantes fechorías. El asunto es que la Co-Micción Disciplinaria y la justicia no son precisamente los mejores aliados.

Además de que, si castigan a Sambu, tendrían que aplicar el mismo criterio a Michael Orozco, que ya le andaba cercenando el tobillo al "Chucky" Lozano, y al "Rifle" Andrade, quien fracturó a Renato Ibarra.

La directiva del Toluca ya sabía por dónde venía, así que el mismísimo dueño del Toluca, Valentín Díez, intentó ponerse en contacto con Jorge Vergara para que el Guadalajara se desistiera.

Pero "Omniyorch" estaba que no lo calentaba el Sol por la lesión de su "Conejito", así que a través de los intermediarios respondió que ni maiz, palomas. Ahorita no, joven. Vuelva mañana.

Todo queda en manos de la Disciplinaria, que castiga un escupitajo con seis partidos y una fractura de nariz con dos. O sea, pueden esperar cualquier cosa.

La revancha

Y hablando del "Rifle" Andrade ¿Se acuerdan que el América lo mandó a volar cual novios de secundaria?

Pues ahora está pidiendo que lo inhabiliten por fracturar a Renato Ibarra, el sábado, en el León-América.

No sé si se acuerdan, pero en el verano, el "Rifle" declaró que en Coapa no lo valoraron, pues aunque una vez se fue a los Jaguares por bajo rendimiento, regresó al nido, se puso las pilas y se convirtió en titular del equipo, entonces dirigido por Vocho Ambriz.

A la hora de renovar su contrato, Andrade se encaprichó con la idea de cobrar más y la directiva estuvo de acuerdo, hasta que al "Rifle" se le ocurrió exigir un melón y medio de los verdes por año, o sea, lo mismo que Sambueza.

Como no quiso aceptar y dejó pasar el tiempo como para que el novio recapacitara, me lo mandaron al León con todo y exigencias.

Ya en su nueva casa, el colombiano se negó a firmar porque su ex no le había pagado el porcentaje que le correspondía por el traspaso y, aunque tenía razón, en Coapa lo hicieron sufrir un rato en la espera.

Ahora lesionó a Ibarra, y por eso las Águilas quieren dejarlo fuera el resto de la temporada ¿Lo lograrán?

Mudanza

Pues con la novedad de que el León está considerando seriamente cambiarse de casa.

Y es que Roberto Zermeño, quien despachó como dueño de los Esmeraldas y -según dice- también del Estadio León, insiste en pelearle la propiedad al Ayuntamiento, no para quedarse con él, sino para que se lo paguen unos 100 millones de pesos.

Cuando el Grupo Pachuca compró al equipo, la Ciudad le arrendó el estadio por 10 años, pero, según la versión del Bajío del Señor Barriga, a quien tendrían que haberle pagado la renta era a él.

El pleito ya ha pasado por tres administraciones municipales y no se arregla; mientras tanto, el estadio se cae a pedazos.

Jesús Martínez Murguía, presidente del León, no está dispuesto a meterle dinero porque, al fin y al cabo, el inmueble no es suyo y está en litigio.

Además de que no hay forma de acercar una ambulancia a la cancha, lo que fue una pesadilla el sábado para Renato Ibarra, el estadio tiene baños sin puertas, cables sueltos, tribunas como de unidad deportiva, espacios sin pintura y los dizque palcos parecen puestos de pollos de mercado popular.

¿Las opciones? Chuchito sondea Irapuato o Aguascalientes... si la bronca no se resuelve.

Por lo pronto, Martínez no contempla ni remotamente sentarse a negociar con Zermeño, porque no quiere comprar un pleito que no es suyo, pues su acuerdo fue con el Gobierno.

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios