lunes, 13 de marzo de 2017

Columna San Cadilla Mural - 13 Marzo 2017



Se la apelaron

Como con esta bendita Liga MX nunca puede perderse la capacidad de asombro, lo que se dé a conocer hoy en el tema del paro de los árbitros tendrá un desenlace hecho al vapor y, de seguro, dejará a más de alguno con la boca abierta.

Si es malo o bueno dependerá de en qué medida resulten afectados los involucrados con lo que anuncien hoy las cabezas de la familia de futbol, a pesar de que para eso tengan que destapar un hoyo para tapar otro.

Obviamente lo que buscan en la FMF es que los Cuartos de Final de la Copa muy X no se queden sin jugarse.

De la reunión de ayer en Toluca, a la que el Comité de Desarrollo Deportivo y algunos dueños buscaron tomar decisiones para salir del atolladero lo mejor librados posible, los primeros en poner pies en abandonar la sede -con caras de encabritados y sin hablar- fueron Francisco Suniaga, vicepresidente del Toluca; Yon de Luisa, vicepresidente de deportes de Televisa, y Gustavo Guzmán, presidente del Atlas.

Guzmán -aunque ningún rojinegro está en problemas con la justicia de la FMF- habría asistido a la junta con un discurso acorde a la postura de su jefe, Ricardo Salinas Pliego, que les detallaré más adelante.

Con lo de Suniaga y De Luisa se entiende que las sanciones para el arrepentido Enrique Triverio -8 partidos- y Pablo Aguilar -10- no se quedarán como están.

Así que mientras José Luis Higuera tuiteaba sobre pizzas y pollo y tiraba adivinanzas, trivias y albures, el trío antes mencionado se peló nomás tuvo oportunidad.

Los árbitros dijeron el sábado que ni maiz, que no cederán y mantendrán el paro mientras los federativos no dicten sanciones apegadas a reglamento, es decir, un año de suspensión para Triverio y Aguilar.

Si ustedes quieren saber cómo puede abrirse un caso juzgado, es decir, los castigos blandengues para los maltratadores, sólo tienen que preguntarle a los creativos de la FMF.

Ayer avisaron que la Comisión de Apelaciones recibió una apelación -vaya la rebuznancia- de la Comisión de Árbitros por las sanciones impuestas por la Co-Micción Disciplinaria.

Pues resulta que, después de hacer un despapaye por dejar tirada la chamba un fin de semana, los árbitros decidieron hacer las cosas conforme al manual y meter una queja formal en una de las oficinas en Toluca.

¿Por eso habrán salido tan enmuinados los directivos?

Y si se preguntan cómo le hará Decio de María para quedar bien, una de las soluciones consiste en echarle la bronca a los de Apelaciones, que, salomónicamente, subirían el castigo, pero no tanto como al año que exige el reglamento, sino que lo dejarán en, digamos... ¿seis meses?

Hoy se reuniría al mediodía con los cabecillas del movimiento de los silbantes en un hotel del ex DF para informarles que la Disciplinaria la cajeteó y corregirá su error, con la idea de que ya no la hagan de jamón y se conformen con la nueva sentencia, aunque a los directivos del Toluca y el América les caiga en la punta del hígado.

Tranquilos, porque ya habrá tiempo de ponerse a mano con ellos, porque esta semana está programada la Copa en martes y miércoles, así que habrá que decirle al Cruz Azul y el Morelia que tengan maletas hechas para viajar hoy mismo a Torreón y Tijuana, respectivamente, para jugar mañana... o de plano dejarlo para otra ocasión.

Como el calendario está más apretado que nudo de chorizo, a los dueños lo que les urge es que se ruede el balón y no tengan que reprogramar la Jornada 11.

Lo demás es lo de menos.

El indignado

En medio de la tormenta, Ricardo Salinas Pliego es de los que no se hinca y ayer expresó su punto de vista sobre el paro de los árbitros.

El mero mero del Atlas y el Morelia tuiteó que, para él, los futbolistas agresores y los árbitros traicionaron a los aficionados, o sea, se le olvidó la responsabilidad de los federativos y los dueños en este asunto.

No sé cuántos directivos piensen así, pero apuesto a que la mayoría leyó el libro "El Arte de Echarle la Culpa a Otro" y exigir que alguien, quien sea, detenga esta bola de nieve que -a lo mejor no se ha dado cuenta- no se inició la semana pasada, sino que es producto de años de hacer las cosas al estilo del pacto de caballeros.

No sé por qué me trajo el recuerdo de mis años en la primaria.

¡No te acabes, futbol mexicano!

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios