miércoles, marzo 29, 2017

Columna San Cadilla Mural - 29 Marzo 2017



Cascabeleando

Ayer que veía a la Selección, me acordé de mi querido y añorado Valiant rojo.

Por si no lo sabían, fue mi primer auto, el mismo con el que aprendí a manejar hace algunos ayeres y en el que viví tantas historias y aventuras.

La verdad, cuando llegó a mis manos ya estaba feo, cascabeleaba y se le trababan las velocidades, pero siempre me llevó a donde quería ir.

¿Por qué viene al caso?

Eso mismo pasa con el Tri de Juan Carlos Osorio: juega feo, tiene sus broncas de rotaciones, por momentos sufre de más, no convence, pero México por primera vez en 12 años es líder del Hexagonal de la Concacaf.

Bajo su mando, ayer ganó por primera ocasión desde 2004 en Trinidad y Tobago, y hace apenas unos meses festejábamos el primer triunfo en Columbus.

Por supuesto que el 7-0 ante Chile es indefendible, pero en lo que respecta a la eliminatoria, esta Selección ha arrasado y está enrachada.

Esas rachas crean confianza. Y estas confianzas hacen crecer a los equipos. Motivan a los jugadores. Provocan que vengan a las convocatorias con más gusto. Solidifican proyectos.

Si el futbol se ganara por "jugar bonito", en México no hablaríamos del famoso quinto partido como si se tratara del Arca de la Alianza de Indiana Jones. Para nuestro infortunio, se trata de ganar partidos y no de victorias morales.

¿Será que es ese el rumbo que el Tri debe tomar para dar el siguiente paso?

Yo aquí les dejo la reflexión.

Ustedes júntense, formen grupos de tres y discutan.

Última llamada

De aquí al cierre del torneo, el Atlas peleará por un boleto a la Liguilla, pero dentro del equipo hay quienes librarán su propia lucha.

Uno de ellos es el técnico José Guadalupe Cruz, quien tiene que clasificar si quiere mantenerse al frente del equipo, porque aunque los directivos le tienen confianza, si suma su segundo torneo sin avanzar el panorama se tornará más negro que nariz de perro.

En el equipo hay otro que tendrá que jugársela, y no es parte del cuerpo técnico, sino un mediocampista zurdo extranjero que ha recibido muuuchas oportunidades y nomás no logra consolidarse.

¿Adivinaron? Cristian Tabó, quien regresó al equipo para el torneo pasado después de salir a préstamo pero nomás no despega.

Ahora que está recuperado de un problema muscular tendrá que demostrar en la cancha. Y si no, tendrá que salir a comprar maletas (Tabó, no el Atlas... bueno ¡también eso acostumbran!). Ya veremos.

Un domador

Un grupo poderoso de la Liga MX al ver que uno de sus equipos está más hundido que el peso frente al dólar, ya se puso a buscar un entrenador que rescate la nave.

Jesús Martínez y su hijo Chuchito están preocupados por el derrumbe que ha sufrido el León, que de ser ¡¡¡La Fieeerghaaaa!!! ahora no llega ni a cachorrito y está colocado en el último lugar de la clasificación, con apenas 6 puntos.

El técnico Javier Torrente no renunciará y dirigirá por lo menos hasta el final del campeonato, pero si el equipo no levanta o experimenta un cambio notable, difícilmente lo mantendrán.

Así que, por si las cosas no cambian, tienen en mente a dos candidatos para tomar el mando. Ambos cuentan con gran cartel, experiencia y títulos, y también fueron técnicos de la Selección.

Diiicen en la tierra donde la vida no vale nada que la primera opción de los pachucos es repatriar a Javier Aguirre, quien ayer fue visto en las tribunas del Estadio de Francia, en Saint Dennis, en el amistoso internacional entre los locales y España.

La opción B, en caso de que el "Vasco" se resista a dejar los petrodólares que gana en el Al-Wahda, de Emiratos Árabes, es convencer a Víctor Manuel Vucetich, quien es muy querido por la afición local, que lo recuerda por el título de la temporada 91-92.

¿Alguno se dejará convencer? ¿Alguien se anima?

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios