lunes, marzo 20, 2017

Columna San Cadilla Reforma - 20 Marzo 2017



Ya andaba por aquí

El viaje de placer de Américo Gallego por México podría resultarle más productivo de lo que imaginaba.

La semana pasada, el "Tolo" se dio una vuelta por Verde Valle para saludar a Matías Almeyda, técnico de Chivas y referente del River que él dirigía y fue campeón de Liga en 1994. También visitó a Hernán Cristante, el DT del Toluca y portero de aquellos Diablos que se coronaron con Gallego en 2005.

Pues el "Tolo" tiene la idea de comenzar una nueva carrera dentro del futbol, como gerente deportivo, peeero si alguien necesita un técnico, no se la pensará demasiado. Y resulta que después de la derrota del sábado, contra el Guadalajara de Almeyda, la directiva encabezada por Fidel Kuri Grajales busca plan "B".

Después de que Carlos Reinoso decidió alejarse de futbol por un problema de salud, el Veracruz quedó al mando de su hijo, Carlos Reinoso Arriagada, y Juan Antonio Luna. Aunque el plan es que el "Maestro" regrese en cuanto se recupere, el panorama se ve muy, muy negro.

Como el descanso por la fecha FIFA está ni mandado para la llegada de alguien nuevo, los Tiburones lanzarán el anzuelo para ver si el experimentado "Tolo" se anima a intentar salvar al equipo del descenso, en el que ubica último lugar a 4 puntos del Morelia con 21 por disputar. ¿Se animará?

Aprovechan casa de la FMF

La Federación Mexicana de Futbol tiene unas instalaciones de primer mundo en Toluca, que además de canchas en perfecto estado cuenta con gimnasio, comedor, estacionamiento, áreas de descanso y todos los servicios de los que cualquier ligado al organismo quisiera disfrutar... bueno, casi cualquiera.

Y es que me cuentan que a pesar de toda esa gran estructura, los árbitros que nunca faltan a los entrenamientos ahí son los árbitros asistentes Pablo Luna, José Santana y, por supuesto, el juez central Fernando Guerrero, quien incluso se habría comprado una casa en Toluca para no tener que sufrir la odisea de viajar diario desde la Ciudad de México.

No es ninguna casualidad, ellos son los únicos que no pertenecen a la Asociación Mexicana de Árbitros.

Ya les había comentado que Guerrero es incómodo para el gremio, sobre todo por su cercanía con el poder, porque desde que llegó a Primera División advirtió que él iba a trabajar y no a hacer amigos y porque a muchos les molestaba que "El Cantante" aprovechara su buena voz para entonar "Las Mañanitas" a sus jefes en la Comisión de Arbitraje en cada cumpleaños.

Pues bien, a pesar de que está cepillado desde hace rato por hacerse el chistosito, Fernando es uno de los pocos árbitros que le da buen y constante uso a las instalaciones de la Federación, el resto escoge otras locaciones como el Bosque de Tlalpan, debido a la grilla o al terrible tráfico para llegar a la capital del Estado de México.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios