jueves, marzo 16, 2017

La cadena del éxito



Por: Mario Castillejos (16-marzo-2017)

"Estoy comprometido con la verdad, no con la consistencia".

Mahatma Gandhi


Si los Tigres sellan la ventaja de 2-0 en Vancouver estarían jugando su séptima Final de las últimas 11 posibles y con esta marca se pulveriza cualquier descalificación hacia el modelo de negocio implementado por Alejandro Rodríguez y Miguel Ángel Garza dentro de la industria del futbol en Latinoamérica, mismo que a todas luces funciona.

Aunque nunca faltarán los siempre amargosos con sus típicos rencores: "¿pero de qué sirve llegar a una Final si no se gana?" o "con esa nominota, pues ya si no".

En fin, la envidia siempre ha sido destructiva y no constructiva, aunque para desgracia de la injusta realidad, sólo algunos tienen condiciones para alcanzar el éxito de forma regular.

Por eso seguiré insistiendo que ganar es raro y ganar seguido lo es más.

Si analizamos los componentes del éxito en el futbol encontramos que en las ligas prototipo del mundo, el equipo dominador siempre logra encadenar las siguientes condiciones:

1.- La ciudad de origen es económicamente fuerte.

2.- De la mano del poder adquisitivo de su mercado base, el estadio de última generación contribuye sustancialmente al cobro de precios altos.

3.- Para cobrar los mejores precios en entradas y esquilmos, además de la funcionalidad del inmueble, el plantel de jugadores está conformado por la mejor oferta de estrellas del área geográfica donde se compite (país o continente).

4.- Para que el listado de héroes funcione de manera sostenida, donde vuelvo a repetir que esto es en cualquier liga exitosa, el estilo de juego del poderoso invariablemente produce una alta tenencia del balón, alta cantidad de pases intentados, alto porcentaje de pases acertados, mismas tres mediciones que en plazos medianos y largos arrojan un saldo importante entre las oportunidades a favor y en contra de gol y todo esto a través del tiempo termina produciendo altos ingresos por contenidos audiovisuales y comercialización, o sea, el éxito rotundo.

Quien no logra todos estos conectores de efecto o consecutivos sólo se acerca a lo óptimo esporádicamente.

La ciudad de Monterrey está a 90 minutos de presenciar dos Finales más, uno jugará en Copa y otro en Concachampions.

Sin duda que los dos equipos regios tienen todo para encadenar el éxito, ¿no cree usted?

PD. Antes de que los dirigentes fragüen venganza por el paro arbitral, consideren este pequeño extracto de la película "El Gran Dictador", aquella donde Charles Chaplin emulando a Hitler manipulando al mundo con sus pies: "¿Cuántos trabajadores irán a la huelga? - Toda la fábrica. Unos 3 mil. - Que los fusilen a todos. No quiero que haya obreros insatisfechos".

Lo escrito, escrito está.
Anuncios