jueves, marzo 23, 2017

Se le pierde el gol



Con sólo dos goles después de 10 jornadas disputadas en el Torneo Clausura 2017, el delantero de los Tigres, André-Pierre Gignac, pasa por su peor momento desde que llegó al club hace casi dos años.

El ariete francés ha perdido la portería rival y eso podría estar repercutiendo en la pobre campaña que han tenido los campeones vigentes del futbol mexicano, que siguen fuera de zona de Liguilla.

Gignac ha disputado 803 minutos repartidos en ocho partidos jugados y sólo registra los tantos que marcó contra el Veracruz en la Jornada 7 y ante el Morelia en la fecha siguiente.

A estas alturas, la Liguilla del Apertura 2016 parece un oasis para Gignac, porque fuera de los seis goles que marcó en la fase final en la que se coronaron, el galo ha vivido en sequía desde hace prácticamente seis meses.

Basta decir que entre la Jornada 10 del Apertura 2016 y la Jornada 10 del Clausura 2017, Gignac ha jugado 15 partidos de temporada regular y sólo ha anotado dos goles.

Su baja de juego es evidente desde un tiempo atrás porque a estas alturas la campaña pasada, cuando ya marcaba un descenso en su nivel, tenía sólo cinco anotaciones.

Sus números distan mucho de los ocho goles que tenía en el Clausura 2016 y los siete del Apertura 2015, cuando llegó.

El nivel a la baja se refleja también en la cantidad de disparos con destino a portería, pues en este torneo apenas lleva tres, lo cual contrasta con los 19 del torneo pasado, los 15 del Clausura 2016 y los 16 del Apertura 2015.

Tampoco es el que intenta más disparos, al llevar 27, por los 39, 33 y 28 de los anteriores tres torneos.

Sin su cuota goleadora, los Tigres tienen menos tantos a favor que en los tres torneos anteriores. Este torneo llevan 10 goles contra los 14 del anterior, los 17 del Clausura 2016 y los 18 del Apertura 2015. Y a su vez, también tienen menos puntos, sólo 12.
Anuncios