viernes, 7 de abril de 2017

Columna San Cadilla Norte - 07 Abril 2017



Ya no lo quieren

La raza Pandi anduvo muy inquieta desde que el silbante pitó la finalización del juego del miércoles en el que quedaron eliminados -oootra veeez- de un torneo.

Tuits a morir, comentarios variados, unos fuertes y otros hasta ofensivos. Hubo de todo.

Leyendo la mayoría, encontré algo en común de la afición Rayada, algo que hace dos años era lo contrario, luego -con el pasar de los meses y los torneos- fue cambiando poco a poco, y de estar 0-100 por ciento hacia un lado, ahora, desde el miércoles por la noche, está ya en un 80-20 por ciento.

Me refiero al caso de Ricardo Antonio Mohamed Matijevich, un DT que lo puso la afición y que, luego de dos años, podría quitarlo ella misma.

No sé si hablaban al calor de la Copa (aunque algunos creo que lo hicieron al calor de las copas), pero cada vez leo más aficionados que desean que Antonio ya se vaya de La Pandilla del Cerro de La Silla.

- ¿Debe Antonio irse ya del Monterrey?

- ¿Es el hijo de la señora Matijevich el culpable de que Monterrey no quede campeón?

- ¿Cómo ve la directiva el caso de la continuidad del hijo del señor Mohamed en el banquillo Pandi?

- ¿Qué piensa el tocayo de La Volpe de su estadía en Rayados y de su futuro en este equipo?

Ayer me metí a fondo al Club de Futbol Monterrey. Mi labor es investigar y dar información, y como dice el primo de Andrés y sobrino de Tomás Juan, Aquiles Boy.

El antes de Semi

Ayer platiqué con dos Judas Pandi, de peso completo, no cualquier empleado de oficina.

Se leyó feo, pero no quise decir lo que se lee. Quise decir que lo que quería era información, no opiniones ni sentimientos de los empleados.

"Ya te había dicho", con eso comenzó la charla, "nunca ha sido la mejor relación entre directiva y técnico. Sííí, sí se llevan bien, claro. No están distanciados, no, sí hay buena (sic), pero no la que se requiere.

"Duilio, y lo sé porque lo veo y oigo, está en un plan de sí firmarlo, sí, pero si por él, por ééél fuera, podría virar a otro lado. Suena confuso lo que te explico, pero así es", me contó.

Pero ok, eso ya medio se los había contado. Lo que viene es lo importante, y aquí les va.

Hay un "Antes de la Semi Copa" y un "Post Semi Copa".

El antes: se habían sentado Antonio y directiva a ver el futuro. Cada parte pedía y ofrecía y así se fueron poniendo de acuerdo. Hace días tuvieron un mayor acercamiento.

Ese acercamiento llevó a la relación a casi estar de acuerdo en renovar el contrato, y el acuerdo es volver a verse, platicar y ya proponer la firma que uniera a Mohamed con Rayados dos años más, que es hasta junio del 2019.

(Ojo, ésa es la idea. Nunca ha sido fija ni aprobada. Los años de renovación es una propuesta, pero no aprobada aún).

En eso quedaron en la última charla. En volver a juntarse y ver ya lo de la firma.

Síganle...

¿Y el 'post-Semi'?

Ése es el interesante, el que puede modificar (tal vez) los planes, al menos en los tiempos.

Les cuento que la eliminación, y así me lo dejó muy en claro uno de sus allegados, dejó al señor Mohamed Matijevich muy dolido y pensativo referente a su futuro.

Como les conté, el plan era volverse a juntar ya pronto para, si afinaban pequeños detalles, muy pequeños, estampar por fin la firma.

Pero el resultado del miércoles movió un poco las aguas, y no me refiero a lo que piensa la dirigencia Pandi.

Les cuento, y no es un "¡Yo creo que...!" o "¡Pienso que...!", sino "¡Así está el tema!", que es Antonio Mohamed quien postergará la charla y la decisión si continúa o no.

Ojo, eso puede leerse que la decisión de Mohamed es la que importa para una posible continuidad, pero no. La decisión es de ambos por igual. Ambas partes tienen que estar de acuerdo.

Lo que les informo es que por lo sucedido el miércoles, Mohamed tomó la decisión de aplazar esa posible firma y -de su parte- decidir si sigue o no en el equipo, todo dependiendo del resultado que tenga su equipo en la Liguilla.

En pocas palabras, si vuelve a tener este fracasototote, tal vez decida él no continuar.

Me dice uno de sus allegados que el propio Antonio ya sabe que la raza Pandi ya comenzó a no quererlo, que sabe que la afición desea que ya no siga, y ése es un factor por el que también pensaría no continuar.

"Ya notó que la gente comenzó a volteársele. Te puedo decir que no habrá firma rápida. Al menos de su parte siente que tendrá que ganar la Liga para hacerlo. No sé si hasta que la gane, firme, no está claro, pero lo que le oí a él es que ahorita piensa que un fracaso en la Liga sería la muerte y no seguiría".

Resumen: la eliminación en la Copa provocó que Mohamed aplace sus pláticas de posible renovación.

¿Y la directiva?

El otro Judas Pandi me habló de la otra parte.

"Duilio no está 100 por ciento convencido, pero claro que la decisión de si se queda o buscan otro viene de más arriba. Tiene que consensuarla. Si me preguntas si va a continuar, al menos de la parte directiva, es un 'sí continúa'.

"De esas veces que dices 'pues para qué le muevo, todo está armado y decorado a su gusto', pero sin estar convencidos".

Así está la situación Rayada, con un DT que no sabe si decidirá si continúa o no, con una directiva que no está convencida de retenerlo, pero que es lo más viable que haga, y con una afición, ya en su mayoría, deseosa de un cambio de entrenador.

PD: Ése es mi reporte del campamento Pandi.

Mail: sancadilla@elnorte.com
Anuncios