jueves, abril 20, 2017

Columna San Cadilla Reforma - 20 Abril 2017



Nada contentos

En este torneo, y sobre todo en la reciente semana, Cruz Azul no ha tenido muy contentos a sus aficionados y tampoco a la Liga MX.

Me comentaron por ahí que los directivos del organismo están más bien molestos por la forma en que La Máquina manejó en días recientes su cuenta de Twitter, de la que bloqueó al por mayor a los seguidores que externaron su molestia por un nuevo fracaso del equipo.

Cuando se dio vida a la Liga MX a mediados del 2012, parte de la reestructuración incluía un manual de uso de redes sociales, que los celestes han violentado más de una vez con todo este relajo.

Los directivos sienten que esta situación le da una mala imagen al futbol mexicano y les urge que lo resuelvan, yo creo que mucho más rápido que su pésimo paso en la competición.

Está Uribe desesperado

Quien anda desesperado es el delantero Fernando Uribe, del Toluca.

El atacante ya no halla la manera de encontrar la contundencia que seguido lo abandona y lo hace fallar opciones muy claras frente al arco.

Y es que luego de lo visto el domingo ante los Rayados, me contaron que Uribe no está cómodo en la posición que le toca jugar, como un centro delantero fijo, ya que él suele desplazarse más hacia los extremos.

Sin embargo, los Diablos Rojos no tienen más opciones en dicha posición, menos después de la suspensión por un año que recibió Enrique Triverio.

Así que Hernán Cristante ha echado mano de Uribe, quien también lo ha tomado sin chistar, pero le ha batallado con la definición hacia la portería.

Emotivo video

Pues seguramente algunos se habrán sorprendido o conmovido por el pasaje que protagonizó hace unos días el director técnico Mario Carrillo, a quien se le salieron las lágrimas cuando en un programa de televisión vio imágenes de la vez que fue campeón con las Águilas del América, allá por el 2005 cuando derrotaron a los ya extintos Tecos de la UAG.

Para muchos, Carrillo se emocionó por recordar lo del título y de ahí que no resistiera y llegara a llorar, pero me enteré por personas muy cercanas al entrenador que lo que realmente provocó su llanto no fue todo eso de la conquista profesional, que por cierto es el único campeonato que tiene como técnico, sino fue por un tema personal, muy familiar y humano.

Entre las imágenes hubo unas en las que Carrillo abraza a sus hijos y celebra el campeonato, y eso, justamente eso, es lo que movió las fibras sensibles del DT, ya que desde hace un tiempo se separó y tuvo que poner distancia de su familia, y pues fue un efecto de nostalgia más personal que por aquella victoria con las Águilas.

Si hay quienes tenían la imagen de Carrillo como un tipo duro, pues con esto denotó su sensibilidad, ya que se ve que en verdad extraña el ambiente familiar de otros tiempos.

Mail: san.cadilla@reforma.com 
Anuncios