miércoles, 26 de abril de 2017

Columna San Cadilla Reforma - 26 Abril 2017



¿Alistan las golondrinas?

Diiicen que los rumores que ponen a Ricardo Peláez fuera del América tienen bastantito de verdad. Tan es así, que podría decir que el presidente deportivo de las Águilas tiene un 60 por ciento de chances de no volver a Coapa para el Apertura 2017.

Pese a que Peláez presume que sus Águilas del Clausura 2017 están en camino de Liguilla, el estilo horrendo del técnico Ricardo La Volpe ya habría afectado el proyecto de grandes audiencias televisivas que se implementó el año pasado, cuando se movieron a las 21:00 horas, lo que, aunado a 20 mil razones que se han ido agolpando desde el tristemente célebre Centenario, hacen que hoy haya una alta posibilidad de que el directivo sea removido, misma suerte que correrían José Romano, presidente operativo y, por supuesto, El "Bigotón" La Volpe, a quien algunos colocan en fuerzas básicas, de a perdis.

Desde hace semanas se habla de cambios en el Ame, incluso el chisme del regreso de Alejandro Burillo aún tiene algunos ecos, aunque la versión más choncha es que Yon de Luisa se aventuraría a tomar de nueva cuenta la responsabilidad, pese a gozar hoy buenos momentos en la vicepresidencia de Deportes de Televisa, y que a su lado estaría Santiago Baños, hoy director de Selecciones Nacionales en la FMF.

Desde diciembre les platiqué que algo muy grueso se había roto en el interior del América tras la Final contra Tigres, porque Ricardo Peláez no volvió a ser el mismo... Al parecer, lo que se rompió no sólo fue el corazón de la afición azulcrema.

¿Se aventará?

Ahora que se anda moviendo el tema de que en América podrían darse cambios en la directiva y que el actual director de Selecciones, Santiago Baños, suena como una posibilidad, yo me pregunto: ¿a poco Baños aguantaría estar detrás del equipo más mediático del futbol mexicano y que partido a partido esté en el paredón en caso de no ganar?

Baños no soportó esa presión de cada jornada cuando era suplente del suplente allá en el Necaxa de finales de los 90, y ahora resulta que ya lo ponen para soportar el manejo de un equipo del tamaño de las Águilas.

Y claro, me dirán los de su porra que "pero si es el director de Selecciones Nacionales, ahí también hay mucha presión". Pero no, es obvio que no es lo mismo tener un par de partidos cuando hay Fecha FIFA y cinco "moleros" al año de los que ya se sabe que va a ganar el Tri, que estar cada fin de semana con las veladoras para que el proyecto no se te caiga.

Y en el Tri, pues ya se sabe también que el primer pagano siempre se vuelve el entrenador y no el directivo al mando, y menos cuando el mero mero es el presidente de la FMF.

Y luego está la seguridad de tener a cargo a la Mayor en Copa Confederaciones y en un Mundial al que ya prácticamente está clasificado México y no viendo si América se mete a la Liguilla o fracasa.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios