lunes, 3 de abril de 2017

Muchas causas de la debacle



Por: Mario Castillejos (03-abril-2017)

"Las que conducen y arrastran el mundo no son las máquinas, sino las ideas".

Víctor Hugo


Si los Tigres necesitan por lo menos 13 de 18 unidades para clasificar, ¿el equipo de Ferretti está prácticamente fuera de la Liguilla? Tampoco podemos descartar al 100 por ciento que no puedan sumar 14 o 15 puntos más, pero las probabilidades indican que están fuera, porque en los últimos 10 torneos, al finalizar las primeras 11 jornadas, contabilizaban la siguiente puntuación: 23, 16, 16, 16, 17, 14 (Clausura 2014, terminaron con 21 puntos y no clasificaron), 13 (Apertura 2013, clasificaron con 25 puntos), 25, 14 (Apertura 2012, terminaron con 21 puntos y no clasificaron) y, al término de la Jornada 11 del Clausura 2012 sumaban 22 unidades.

Y como la frustración exige respuestas, todos nos preguntamos: ¿por qué algo que funciona de repente deja de funcionar? Señores, si la perfección existiera no leeríamos novelas ni haríamos películas, mucho menos jugaríamos futbol.

Pero alrededor de la imperfección de Tigres están todos los factores que usted pueda imaginar, desde la persona de Ferretti, el nivel de sus jugadores, la edad de Juninho, los problemas familiares de Sosa, la falta de vacaciones, la lesión de Aquino, Advíncula y ahora de Damm, los llamados a selección de por lo menos seis titulares, etc. Pero aviso que la causa no es una sola, sino todas juntas, creo yo.

Lo que sí voy a defender con sustento es la idea futbolística. Y quiero ser bien claro, "la idea", no al "Tuca", porque como cualquier otro entrenador, jugador o directivo, todos son sustituibles.

En defensa de la idea, cada que Tigres no gana, los insaciables buscadores de la culpa irónicamente señalan "¿de qué sirve tanto pase y tanto tiempo de posesión?". De hecho, frente al colero León, la posesión fue de 70 por ciento del local con 540 pases acertados y 15 remates totales, mismos números que no sirvieron para marcar un mísero gol.

Para Marcelo Bielsa, "las evaluaciones deben hacerse en función de lo que se merece, no de lo que se obtiene". Y básicamente ése ha sido el argumento de los detractores: si no ganas, no jugaste bien. Razonamiento inexacto en el futbol.

Sólo los incautos pueden cuestionar de qué sirve tanto pase, tanto tiempo con el balón y tanta fidelidad al estilo.

Y si esto no sirve de nada, ¿por qué en los últimos tres años llevan siete Finales disputadas, dos Ligas ganadas, una Copa y un Campeón de Campeones?

Sólo quisiera agregar que, para los que afirman lo contrario, el 51 por ciento de los pases que Tigres liga, lo hace en campo rival (estadística de EA Sports).

Del otro lado de la Ciudad, Rayados jugó ante un muy deteriorado América, pero pensando en Chivas. ¿No cree usted?

PD. "Encuentra lo que amas y deja que te mate". Charles Bukowski.

Lo escrito, escrito está.
Anuncios