miércoles, abril 26, 2017

Que sea Mundial



El momento anímico de los Tigres no está del todo bien.

Cayeron en el Clásico y la Liguilla corre peligro, pero aun así esta noche pueden conquistar una tarea pendiente: levantar el título de la Concachampions e ir al Mundial de Clubes de Emiratos Árabes Unidos en diciembre.

El equipo de Ricardo Ferretti quiere dar hoy un zarpazo de talla mundial cuando a partir de las 21:00 horas visite a los Tuzos del Pachucha, en la vuelta de la Final de la Liga de Campeones Concacaf.

A los felinos les llegó el momento de mostrar el potencial de su plantel justo ante un rival odiado que les ha arrebatado dos Ligas en el Estadio Universitario. Ha llegado el momento de tomar revancha con resonancia Mundial.

Pachuca le ha propinado a los Tigres dos de los golpes más dolorosos de su historia, al levantar en el Universitario los trofeos de campeón del Torneo Invierno 2001 y 2003, pero hoy saldrán como un "Huracán" a la cancha para buscar festejar un campeonato de talla internacional en el Estadio Hidalgo.

Para eso el cuadro universitario necesita ganar al menos por un gol o empatar por dos o más para levantar la copa. Si empata por uno forzará los tiempos extras.

Una derrota o un empate a cero goles lo deja sin el título.

Aunque Pachuca sacó un buen resultado de la ida la semana pasada (empate de 1-1 con gol de visitante), no llega en un buen momento a la vuelta, pues sólo ha marcado un gol (autogol de Eduardo Vargas) en sus últimos siete duelos, por lo que Tigres debe aprovechar.

Pero si ofensivamente tienen deuda, defensivamente y más de local, los Tuzos son un rival duro.

Pachuca no ha recibido gol en el Hidalgo durante el Clausura 2017 y sólo ha aceptado uno en todo el año, del FC Dallas en la Semifinal de la Concachampions.

Pero Tigres tiene jugadores de sobra para derribar el muro hidalguense.

El francés André-Pierre Gignac, el chileno Eduardo Vargas, el argentino Ismael Sosa o los extremos Jürgen Damm y Javier Aquino tienen poder suficiente para derribar cualquier muralla y hoy deben de demostrarlo.

La escuadra de Ricardo Ferretti no escatimará nada en este partido, por eso el argentino Guido Pizarro, fracturado de la nariz hace una semana, está contemplado para arrancar.

Tras un subcampeonato en la Copa Libertadores y uno de Concacaf, Tigres busca poner hoy su marca a nivel internacional, ganando la Concachampions y con ello el boleto al Mundial de Clubes de Emiratos Árabes Unidos.
Anuncios