miércoles, 10 de mayo de 2017

Columna San Cadilla Mural - 10 Mayo 2017



¿Cómo se llama?

En estos días, por estos lares se respira futbol por doquier.

Atlas y Chivas -en orden alfabético- se enfrentan mañana en el inicio de una inusual Liguilla en la que no habrá quesadillas sin queso, o seáse, sin chilangos.

El "Pelado" Almeyda ya sacó el paraguas y dijo que será difícil por sus lesionados; y en Atlas tampoco se echan el compromiso, y señalan al rival como favorito. Ya saben, la guerra psicológica.

Hay tanto nerviosismo que hasta parece que los directivos ya no saben ni quién juega en su equipo, o esa impresión causó ayer Gustavo Guzmán, cuando habló de su jugador "Arizala".

¿A poco Franco Arizala regresó a rob... jugar con los Zorros? Nada de eso.

Resulta que el actual presidente del Atlas, al más puro estilo de sus antecesores, se refería a Matías Alustiza, y vaya que en rendimiento, rasgos físicos y resultados hay muuuucha diferencia.

¡Cómo olvidar aquella vez que Chema Martín del Campo siendo presidente bajó al vestidor y felicitó a Édgar Pacheco diciéndole "¡bien Sergio!"? Ahhh, qué cosa tan hermosa.

Eso sí, Guzmán aceptó abiertamente que se le van las cabras al monte cuando se trata de los nombres de sus jugadores, pero que sí los ubica. En fin, parte del show.

Sin domador

Y en noticias de los Leones Negros... ¡No hagan esa cara! ¡Sí! ¡Aún existe un equipo de futbol de la UdeG en la Ciudad! aunque de aquella euforia de hace algunos sólo cenizas quedan.

El asunto es que ayer el presidente, Alberto Castellanos, decidió no darle luz verde al proyecto que le presentó Joel Sánchez para renovar su contrato como DT, así que hubo saludo, becho, apapacho y despedida.

El equipo del "Tiburón" mostró cosas buenas, pero no pudo meterse a la Liguilla en dos torneos, lo cual caló hondo en la directiva y en la -poca- afición que sobrevive.

Ahora, así que ustedes digan "¡Uy, qué bárbaro, qué equipazo le dieron!" pos tampoco. De hecho, le pegó al valiente y se aventó el tiro con los jóvenes porque la directiva le advirtió que no había lana, pero que igual esperaban buenos resultados.

Así que quien venga tendrá que trabajar bajo las mismas condiciones. ¿Quedó claro Gilberto Adame o Eduardo Fentanes?

Sospechosismo

Dolido -¿o ardido?- por el descenso de los Jaguares, a Moisés Muñoz le surgió el "sospechosismo".

Aunque los felinos chiapanecos no ganaron un solo partido de la Jornada 9 a la 16, la culpa de que perdieran la categoría no es de ellos... al menos eso piensa el portero.

A Moi no le parece lógico que el Morelia haya ganado sus últimos dos partidos, frente a los Pumas y el Monterrey, o al menos eso declaró.

No sé si se refería a los Pumas de Paco Palencia, que cerraron el torneo con cinco derrotas en seis juegos y en el penúltimo lugar de la Liga.

También calificó como "demasiado sospechoso" que el Monterrey no tirara a gol en la derrota frente al Veracruz, en la penúltima jornada, y que perdiera en casa con los Monarcas en la reposición.

De su oso en la derrota contra los Xolos no habló, aunque a lo mejor cree que tampoco fue su culpa.

Mmmmm... sospechoso.

Adiós balines

¿No que no tronabas, pistolita?

Cristian Campestrini está más fuera de Puebla que el Ejército Francés en aquel lejano 5 de mayo de 1862.

Por cierto, ¿no creen que el General Ignacio Zaragoza se debe de estar revolcando en su tumba? Imagínense, él partiéndose la maceta contra los franceses y los regiomontanos poniéndole "André-Pier-Guiñac" a sus hijos? pero bueno, cada quien.

El asunto es que el "Portero Balín", el mismo que fue a su natal Argentina a presumir que en Puebla le tiraba a los peatones con una pistola de copitas bajo la complacencia de las autoridades locales, ya no entra en los planes de La Franja.

El guardameta, quien se ufanaba en la TV pampera que en México no era como ashá, donde sí aprietan a los futbolistas, terminó cometiendo errores garrafales en la cancha.

Eso se llama "karma" y se apellida "lero-lero por... pistolero".

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios