jueves, mayo 04, 2017

Columna San Cadilla Reforma - 04 Mayo 2017



Asunto 'personal'

Pese a que posee un palco y está acreditado como comentarista de Univisión, la dueña de los derechos de transmisión de Chivas en EU, a Néstor de la Torre lo corrieron el sábado del Estadio Chivas "por órdenes de arriba".

Se armó un relajo increíble que llevó a Juan Carlos Rodríguez, el mero mero presidente de Univisión Deportes, a marcar por celular a Jorge Vergara para pedir una explicación, ante lo que el dueño del Rebaño, sorprendido, dijo que no sabía de dónde había salido la orden y pidió remediar la situación.

Néstor pudo transmitir el juego, aunque se perdió de participar en el previo mientras pasaba el trago amargo de que lo estaban corriendo.

Pues bien, resulta que días después, Univisión, que pagó 16 millones de dólares por año hasta 2019 para pasar a Chivas en el "Gabacho", se puso a investigar con la intención de defender a su comentarista y se enteró de que la represalia contra Néstor fue un veto ordenado por el mismísimo José Luis Higuera por "temas personales".

Mientras todo el mundo se preguntaba a qué rayos se refieren con "temas personales", pues yo me enteré de que el conflicto se remonta unos tres meses atrás.

Tanto Higuera como Néstor son socios de uno de los campos de golf más exclusivos de Guadalajara, llamado Las Lomas. Una mañana en que se coincidieron en el gimnasio, el primero hizo un comentario, el segundo se lo respondió y los ánimos se crisparon mal plan.

Los detalles no son del todo claros, pero cuentan que José Luis se quejó en la administración del club y el hermano del "Chepo" fue castigado sin poder asistir al club de golf durante un tiempo, cosa que Higuera sí puede seguir haciendo.

Lo gacho aquí es que un asunto personal se haya ido al terreno de los negocios.

A ver a quién le da la razón el tiempo.

Le meten lana

Dicen que los Pumas están verdaderamente enfocados en recuperar su esencia, lo que vaya que les hace falta, y por ello la actual dirigencia no escatimará esfuerzos para mejorar las instalaciones con un presupuesto que ronda los 100 millones de pesos.

El club detectó que varios talentosos futbolistas prefieren otras instituciones, en parte porque Pumas no cuenta con una casa club. Por ello quieren invertir en un complejo que albergue a alrededor de 80 jugadores.

Tampoco es casualidad que los futbolistas del primer equipo estén por mudar su sede de entrenamientos a las instalaciones de La Cantera, cuna de la esencia del cuadro universitario, ya que no cabe duda que a más de uno le falta contagiarse de ese espíritu para devolverle al equipo la garra, el amor por los colores, el dinamismo y el buen futbol que por años lo caracterizó, y que hoy nomás nadie sabe dónde quedó.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios