jueves, 18 de mayo de 2017

Que ganen los ideales



Por: Mario Castillejos (18-05-2017)

Los Xolos del "Piojo" Herrera ocuparon nueve jornadas de 17 el primer lugar de la general.

Los Tigres, en cambio, apenas fueron octavos en tres ocasiones y séptimos hasta finalizar la última fecha.

Después de perder en el Universitario frente a quien en ese momento era el colero (León, en la Fecha 12), el equipo de Ferretti se obligó a ganar por lo menos 13 de las últimas 18 unidades.

El plantel con más talentos en el futbol mexicano empezó a sufrir la procesión por dentro y si ya había perdido contra el más malo en casa, sin marcar gol en siete de 12 partidos, ¿qué le hacía suponer que podía lograrlo?

La verdad, no se, pero contra la presión de jugarse la temporada a todo o nada, golearon a Chivas, Pumas, Tijuana y Querétaro, marcando 15 goles y apenas recibiendo uno, además de otro de Rayados.

Luego, volvieron a explotar en los Cuartos de Final frente a Rayados con otras seis anotaciones.

Con esta información sólo tengo que deducir que en el futbol el gol es la única vacuna contra el vértigo.

Aquel equipo que con el 1-0 manejaba los partidos a base de sutiles toques, de repente se convirtió en un depredador insaciable, rasgo que en toda la era Ferretti jamás le habíamos visto.

Como dice David Trueba: "Ganar se ha convertido en la medicina que todo lo cura. El que gana se lleva la gloria, pero si únicamente el resultado importa, como parecemos pensar por hábito, la crónica en sí misma carecería de sentido y lo más inteligente sería titular la página con el marcador final y pasar a otra cosa".

Así es como los Tigres no sólo vienen ganando, porque al dar estos golpes de autoridad, a todos los analistas nos orillaron a igualar nuestros comentarios con sus marcadores.

Sin olvidar que en el futbol, entre ganar y perder, muchas veces sólo hay una línea finísima que lo separa, producto de un detalle, el azar, el golpe de fortuna, el oportunismo o una fatalidad.

¿Quién no quiere ver a su equipo con una propuesta digna y audaz?

Pero si usted es de los que con ganar le basta, sólo le pido que sea congruente con los reclamos al momento de ver a los suyos batallar.

Para finalizar les quiero compartir el remate con el que sella su editorial en el diario El País el director de cine, guionista y actor español, David Trueba:

"El marcador, eso lo ve cualquiera. El niño quiere que gane su equipo (agrego que el fanático también), pero el adulto (en toda la extensión de la palabra) prefiere que ganen sus ideales. En cada partido se enfrentan uno y otro. No nos engañemos".

PD. "Todos caminaron, pero pocos dejaron huellas. Mi mayor ilusión es seguir teniendo ilusiones". José Narosky, escritor argentino.

Lo escrito, escrito está.
Anuncios