martes, 20 de junio de 2017

Columna San Cadilla Reforma - 20 Junio 2017



El más caro de la historia

Dicen que Jesús Martínez estaba feliz de la vida presumiendo que ayer concretó la venta del jugador mexicano más caro de la historia, pero a nadie le confesó el precio.

Me contaron que, en efecto, el pase de Hirving Lozano al PSV Eindhoven de Holanda es, por muuuucho, el fichaje más alto jamás hecho por un jugador nacido en nuestro País y que la razón por la que el dueño del Pachuca no podía hacer la fiesta completa fue por una cláusula de confidencialidad con el cuadro granjero que le impediría hablar de cantidades de lana.

Siiiiin embargo, como mi pecho no es bodega, tengo que decirles que meee contaron que El "Chucky" costó ni más ni menos que ¡24.5 millones de euros! una cifra estratosférica que rompe por mucho cualquier cantidad pagada por un jugador mexicano que haya salido de la Liga MX al extranjero (Héctor Herrera tendría ese privilegio antes de Lozano). Bueno, la venta del jovencito tuzo supera hasta los 22 millones que pagó el Benfica al Atlético de Madrid por Raúl Jiménez.

Tal vez parte del misterio sobre el precio de Lozano vendría de la mano de otra condición que tendría el contrato, pues diiiicen que el 30 por ciento de los derechos sobre "Chucky" quedaron en poder del Pachuca, por lo que si en algún momento el PSV vende a este talentoso muchachito a otro club, casi la tercera parte de la lana que genere irá a dar a La Bella Airosa.

¿Qué tal?

La última tentación de Jesse

Jesse González sigue resistiendo los bombazos en Estados Unidos... pero no en las canchas de la Major League Soccer.

Y es que en los próximos siete días se sabrá si el portero con la doble nacionalidad mexicana y estadounidense resiste la última tentación de la Selección Nacional de las Barras y las Estrellas, que como no lograba por la buena convencerlo de sumarse a sus filas, realizó una jugada maestra al incluirlo en la lista preliminar de la Copa Oro.

En la FMF no ha faltado quien se haya comunicado con el futbolista para pedirle tranquilidad y que sea paciente ya que a pesar de que en México lo que menos faltan son porteros, también debe de saber que de mantener el nivel que muestra con el FC Dallas, la oportunidad en el Tri llegará tarde o temprano, además de que la juventud juega a su favor ya que apenas tiene 22 años.

A pesar de que el portero ha aguantado una y otra vez las invitaciones de Estados Unidos, ya se verá si en México tuvieron un discurso lo suficientemente fuerte para convencerlo de declinar a la convocatoria en caso de que Bruce Arena lo incluya en la lista definitiva que debe de presentar a más tardar el próximo martes.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios