miércoles, junio 21, 2017

Columna San Cadilla Reforma - 21 Junio 2017



Sigue 'Gutty'

Dos de las tres perlas con las que contaba Pachuca ya salieron del club, y se prevé que la que resta, Erick Gutiérrez, también tenga su oportunidad.

Como hemos visto en el último año y medio, los Tuzos han sabido vender como nadie. Pachuca gana, sus jugadores también y además proyecta al futbol mexicano.

Ya me contaron que el próximo movimiento de los Tuzos tiene al "Gutty" como el candidato a salir, siempre y cuando las condiciones sean iguales o similares a las salidas de Rodolfo Pizarro a Chivas e Hirving Lozano al PSV, o sea, que lo puedan vender como súper estrella.

Me enteré de que en el torneo entrante y en el Mundial de Clubes, Pachuca trabajará especialmente con Gutiérrez para que suba su nivel y gane protagonismo en las dos competiciones, porque si bien tiene la disciplina y la calidad, a últimas fechas el muchacho se nos vino abajo en cuanto a nivel.

Dicen que será clave que con el tiempo gane convocatorias a la Selección Mayor, pero que el objetivo es que además llegue como firme candidato a ser titular con Juan Carlos Osorio.

Los Tuzos están ciertos de que el "Gutty" eventualmente va a irse vendido, pero saben que hoy tienen una doble labor para que la tercera joya de la corona tenga los tamaños que mostraron "Chucky" y Pizarro.

Anda de malitas

Todavía no pierde un partido, bueno, apenas lleva una semana chambeando en la pretemporada después de unas larguísimas vacaciones, y ya anda de "mírame y no me toques". Les hablo del técnico del Cruz Azul, el español Paco Jémez.

No sé si alguien le contó que al irse a entrenar a Querétaro estaría aislado o alguna mentirijilla parecida, pero me platicaron que ayer el timonel de los Cementeros puso cara de pocos amigos en cuanto vio a la banda de prensa en el Club La Loma, y eso que fue la primera vez que La Máquina abrió puertas a los medios de información en la semana y media de trabajo que lleva el plantel, tras la pausototota que tomaron luego de (otra vez) no clasificar a la Liguilla.

Y no es sólo eso, me llegó el chisme de que Jémez ya amenazó que sólo hablará en conferencias posteriores a los partidos y que lo haría porque lo obligan, pues quiere evitar a toda costa cualquier contacto con los medios mexicanos. Así que olvídense de las declaraciones a media semana.

Para el largo mes que se echó de descanso en La Madre Patria, creo que tal vez Jémez debería estar de otro humor en la víspera de un reto único en la historia reciente de Cruz Azul, pues ya no se trata nada más de los seis torneos al hilo sin Liguilla que suman los celestes o los 20 años sin levantar un título de Liga. Esta vez hay que pelear por evitar el descenso.

No sé si empezar de malitas sea la forma más adecuada de entrarle a un Apertura 2017 que será único.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios