lunes, junio 26, 2017

Columna San Cadilla Reforma - 26 Junio 2017



Aguas con el TAS

Y para quienes creían que la polémica del gritito "ehhh... puuuto" estaba por llegar a su desenlace luego del comportamiento ejemplar de los aficionados mexicanos en la Copa Confederaciones a partir del partido ante Nueva Zelanda, déjenme contarles que están muy, pero muuuy equivocados.

Resulta que el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) no se ha quedado cruzado de brazos al tener que mediar entre el argumento de la Federación Mexicana de Futbol, que se niega a pagar las multas impuestas por la FIFA con el argumento de que la expresión no tiene tintes homófobos, mientras que el organismo rector del futbol mundial insiste en que es una palabra discriminatoria e insultante.

Si bien se informó que el TAS pidió que ambos organismos conciliaran, en realidad no se ha puesto a ver los partidos en la tele y mientras hay quienes ya creen que la libraron, el organismo ha estado chambeando al respecto y puedo decirles que está preparando una resolución arbitral que va a poner fin de una vez por todas a este conflicto, ya sea que le dé la razón a la FMF o que le ordene pagar la mayoría de los 2 millones 300 mil pesos que suman las multas por andar de chistositos sus aficionados gritándole "puto" a los porteros rivales.

El 'galán' sin dinero

Hace algunos meses les conté cómo Boca Juniors enamoraba con los puros colores a cuanto prospecto tenía, pero por más cruel que parezca, en el futbol como en la vida, hay cosas más importantes que el amor.

Resulta que el señor Paolo Goltz tenía dos pretendientes para dejar el Club América este verano, y como si fuera un melodrama de telenovela mexicana, uno era pobre y el otro rico.

María la del Barrio... perdón, Goltz, andaba muy contento con que Boca le anduviera cantando cosas lindas al oído, porque desde hace tiempo se sabe que varios jugadores de las Águilas, incluido él, mueren por irse a jugar con los Xeneizes.

El punto fue que para mala fortuna de Goltz, Boca ofrecía mucho menos que el otro "galán", o sea, Independiente.

Y como la directiva del América ahorita no anda para rechazar dólares (y si no me creen, vean a los nuevos patrocinadores que tendrá su próxima playera), pues claro que no se les hizo mala idea que Independiente ofreciera más por Goltz.

Así que muy probablemente veremos el próximo torneo a Paolo vestido de rojo, y no de azul y amarillo, y todo porque en tiempos de crisis, el amor no le da de comer a nadie...

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios