domingo, julio 16, 2017

Columna San Cadilla Mural - 16 Julio 2017



La Holanda de América

Curazao, la pequeña isla situada al sur del Caribe y a 50 kilómetros de la costa noroccidental de Venezuela, volvió a la Copa Oro con su representativo de futbol, un cuadro enigmático, de estilo europeo y que hoy pondrá a prueba a la Selección alternativa de México del cuestionado Juan Carlos Osorio, en el cierre de la fase de grupos.

Pequeña antilla perteneciente al Reino de los Países Bajos, con gran influencia holandesa, en el panorama internacional no ha tenido grandes futbolistas, pero sí algunos que han alcanzado a jugar en la Eredivisie o en otras Ligas de Europa, como las de Alemania, Bélgica y Portugal.

De hecho, en Curazao se han dado más peloteros de Ligas Mayores que futbolistas destacados a nivel internacional.

La lista de 14 beisbolistas que han llegado a las Grandes Ligas la encabezan Andruw Jones, Hensley Meulens, Roger Bernardina, de generaciones anteriores, además de los actuales Jair Jurrjens, Jonathan Schoop, Jurickson Profar y Kenley Jansen.

Todos estos jugadores le han dado potencia a la Selección de Holanda en el Clásico Mundial de Beisbol.

En el antiguo territorio que formó parte de las Antillas Holandesas, el beisbol es el deporte más popular.

Incluso, equipos de Ligas Mayores, como los Yanquis de New York, los Bravos de Atlanta y los Piratas de Pittsburgh tienen academias para reclutar a jóvenes con talento en la isla.

Sin embargo, el futbol es el segundo deporte en equipos más practicado por los curazaleño y su Liga está formada por 10 equipos.

MARTELL

Hubo un curazaleño que jugó en el futbol mexicano, como un delantero peligroso, y en el primer semestre en la temporada 61-62 causó furor por su habilidad en el área y olfato de gol.

Ronald Martell llegó para el América y, a los tres días de haber aterrizado de su natal Curazao, debutó con los Cremas como extremo izquierdo en un partido ante el Puebla, con un pase para gol.

El moreno se convirtió en titular indiscutible en aquel ataque americanista que dirigía Mario Plascencia y después Nacho Trelles.

Martell alcanzó a anotar 8 goles, pero luego en la segunda vuelta de la temporada si nivel se vino abajo.

En el club notaron que su habilidad no era la misma y no por perder cualidades, sino por no estar en óptimas condiciones.

El caribeño para entonces ya estaba prendido de la vida nocturna de la Ciudad de México, la bebida y las trasnochadas.

Así, antes de terminar el torneo, fue despedido del equipo al considerar su vicio por la bebida como algo difícil de remediar.

Después de Martell hubo otro intento por registrar a un par de jugadores de Curazao en la Liga de México. En los años 80 el León, dirigido por el argentino Luis Grill, le echó el ojo a Jacob Jones y Andrew Piar, volante ofensivo y delantero, respectivamente.

Estuvieron a prueba, pero no mostraron gran cosa en la pretemporada y la entonces directiva de La Fiera decidió no darlos de alta.

ACTUALIDAD

El equipo que hoy compite en la Copa Oro y que fracasó en su intento por ir al Mundial de Rusia cuenta con una plantilla de 25 jugadores, de los cuales 21 participan Europa, la mayoría en Holanda, en equipos como Twente, ADO Den Haag y Venlo. Un par más lo hace en equipos de Bélgica, Rumania y Chipre.

En 2015 iniciaron un proyecto para alcanzar su pase al Hexagonal de la Concacaf y designaron al ex delantero del Barcelona, Patrick Kluivert, como seleccionador.

La "Pantera Negra", mundialista por Holanda en Francia 98, tiene una gran afinidad por la isla, al ser hijo de madre curazaleña.

Kenneth Kluivert, su padre, fue también futbolista, pero jugó para la Selección de Surinam, su país natal, sin poder destacar como lo hizo su heredero.

Ya como entrenador, Kluivert no logró clasificar a Curazao al Hexagonal, pero sí logró meterlo a la Copa Oro como el mejor equipo del Caribe.

El ex delantero del Barcelona dejó el cargo a principios de año y actualmente el timonel es el también holandés Remko Bicentini.

El estilo de juego del equipo que apretó a Jamaica en el debut es de buen toque, desdoblamientos rápidos, apertura de la cancha y poco espacio atrás.

Aunque no hicieron mal partido en su presentación, terminaron derrotados 2-0 ante los jamaiquinos.

Sus máximas figuras son Gevaro Nepomuceno, volante que milita en el Sport Marítimo, de Portugal, y el delantero Gino van Kessel, del Slavia de Praga, del futbol checo.

Ahora buscarán, ante México, dar la gran campanada y sacudir por primera vez al Gigante de la Concacaf.

Mail: san.cadilla@mural.com 
Anuncios