martes, julio 04, 2017

Columna San Cadilla Reforma - 04 Julio 2017



'Pobre' adiós

La respuesta de la afición de Guadalajara a la despedida "oficial" de Adolfo Bautista del futbol fue más fría que la ex de mi mejor amigo cuando firmaron el divorcio.

El primer agüitado fue otra leyenda del Rebaño, Misael Espinoza, el organizador del partido que tuvo verificativo el sábado anterior en el Estadio Jalisco, quien apenas salió tablas con el dinero porque el adiós del "Bofo" no tuvo el éxito que esperaba, considerando que era una de las figuras del Rebaño campeón del 2006.

Con esa idea, esperaba alrededor de 20 mil boletos vendidos para el juego, pero el sábado por la noche apenas asistieron 8 mil personas al Estadio Jalisco.

El "Bofo", desde antes del partido, le dijo a Misael que nomás le pagara un melón y medio de pesos y se quedara con el cambio.

La contrapropuesta de Misael fue que lo dejaran en un millón, pues no veía euforia en la afición tapatía, por más de que Bautista se imaginara un estadio lleno coreando su apodo.

Después del estira y afloja, al final de cuentas quedaron en que Espinoza le iba a dar un millón 300 mil y el resto se lo iba a quedar él, peeeero entre gastos por aquí y por allá se le diluyeron las ganancias.

Nomás abrir el estadio cuesta unos 200 mil pesos, por los permisos municipales, seguridad y alumbrado.

Además, algunos de los futbolistas que participaron en el juego también cobraron. Entre ellos estuvo Liborio Sánchez, a quien le urge lana porque el torneo pasado jugó para los Cafetaleros de Tapachula, que nomás no le pagaban a su plantel.

Digo, es complicado prever la respuesta de la gente, pero también hay que decir que "Bofo" se fue de las Chivas en 2011 y desde entonces su carrera se vino a pique, al grado de que el año pasado, cuando supuestamente todavía estaba en activo (en un equipo de futbol rápido de Chicago), lució una linda barriga en un partido entre ex figuras del Guadalajara y América, y aun así Bautista se quejó de que los directivos de las Chivas no lo dejaron retirarse en el Rebaño.

Nos vemos el domingo

Si bien Édgar Méndez comenzó a empaparse de Cruz Azul desde que sonó como posibilidad de fichaje, todavía hay mucho que tiene que aprender del equipo.

El mediocampista español, a su llegada a México el domingo pasado, no dudó en afirmar que no tiene caso que hable de sus capacidades si no lo demuestra cada domingo.

Esta frase sería muy atinada si no es que La Máquina juega sus encuentros de local los sábados y durante todo el Apertura 2017 solamente tiene agendado un encuentro en domingo, el de la Jornada 12 ante Pumas en CU.

Ojalá Méndez no se haya referido a que será ese el único encuentro en el que dará todo de sí, pues si así resulta se unirá más que pronto a la infame lista de fichajes celestes que pasan por el equipo con más pena que gloria.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios