martes, agosto 01, 2017

Columna San Cadilla Norte - 01 Agosto 2017



Nuestros Whats

Ahora comenzó de allá para acá. De él hacia mí. Raro, porque soy yo quien casi siempre los busca (a todos los Judas).

"¡Qué está pasando con ustedes!", me escribió. Él no le puso signos de admiración. Se los agregué yo. ¿Por qué?, porque él no estaba preguntando, sino exclamando, con un cierto dejo de reclamo, de hastío, fastidio, tedio y hasta algo de apatía y cansancio hacia lo externo del Club de Futbol Monterrey.

"¿Con 'ustedes'?, según tú, quiénes son a lo que le llamas 'ustedes'?, no entendí, y otra, ¿a qué te refieres con 'qué está pasando'?, no te estoy entendiendo".

Ésa fue mi respuesta a mi Judas Pandi, el de pantalón largo, el del club, el mismo que siempre me ha informado desde adentro, que tiene contacto con jugadores y que sabe lo que pasa en oficinas, pero que ahora se puso la cachucha de "¡por qué nos critican!".

Y la conversación siguió, todo esto en nuestros WhatsApp...

"Parece que todos están en contra, tanto periodistas como tuiteros. De pronto se nos voltearon todos, hasta a la afición ya la convencieron. Pero será más satisfactoria la callada de boca (puso la otra palabra, pero se oye mal) cuando los veamos gritar, alentar y festejar los triunfos de Rayados".

Cuando leí eso de mi Judas Pandi de oficina, que insisto tiene contacto con cuerpo técnico y jugadores y sus colegas directivos, creí que lo habían hackeado. Nunca se había puesto taaan (ciegamente) del lado del club.

Y si digo que "ciegamente" es porque sus argumentos -con todo el respeto que me merece- parecieron de aficionado fanático y ciego que defiende a como dé lugar al equipo.

"Parece que nada les gusta. No ven que somos el número 1 de la porcentual".

Sí, increíblemente me dio un argumento de fanático de tribuna. De aficionado que no acepta nada de crítica viendo que algo mal pasa en el equipo.

¿Sabrá que esa tabla no es referencia más que para ver los últimos lugares, los últimos cinco, y no te dan premio por estar en los primeros?

Claro, siempre será bueno estar en el 1, 2 o 3, porque quiere decir que haces puntos... pero hasta ahí. Estar en el 1 y no quedar campeón es como siempre estar en el 9 o 10.

"¿Que no entienden que nos quedamos con 10 jugadores ante Veracruz?", fue su siguiente argumento.

No lo podía creer. Esa mentalidad de no ser autocríticos en el equipo parece que cada vez se expande más. Esa visión ya es de jugadores, de cuerpo técnico y de dirigentes que tienen sus oficinas en lo alto del hermoso Estadio BBVA Bancomer.

Parece que se juntaron todos los que integran al CFM y unieron sus cerebros para todos mentalizarse: "¡Éramos 10, así no se puede; éramos 10, así no se puede!".

Ojalá haya en este equipo uno, uuuno que tome la palabra y les haga ver que no es que los medios tengamos una campaña y se la queramos meter a la mente de los aficionados.

Es su futbol, es su trabajo, es su no quedar campeones de Liga desde hace 7 años, es su forma de proceder, es su sistema, es su capacidad para traer una bomba, una estrella, es su apatía y pleito con sus seguidores lo que provoca que ellos se enojen, abucheen y protesten.

No somos los medios ni los tuiteros. Es su futbol, su trabajo, sus resultados y sus decisiones directivas.

Bien lo dice el señor Mario Castillejos Valle: "Qué peligroso es tener aficionados al equipo trabajando en el club y desempeñando puestos importantes que toman decisiones".

Ahí necesitan profesionales capacitados, no hinchas que traigan la camiseta puesta. Ésos no ven la realidad del equipo, los ciega el amor a éste.

Resumen: la afición Pandi no está molesta ni abuchea porque los medios exhibimos a su equipo. La afición Pandi abuchea y reprueba por el trabajo que ve en la cancha.

Se molestan

¿Recuerdan aquella escena de John Milton hipnotizando, trabajando o lo que sea a André-Pierre Christian Gignac y que hicieron ver que gracias a eso el francés mejoró?

(Digo, cosa que es mentira. El torneo pasado Gignac no acudió a él y fue el goleador de la Liguilla. Pero bueno, que se deje engañar quien lo desee).

El tema es que como los Sultanes de Monterrey andan en una pésima racha, de capa caída, perdiendo más partidos que "El Bronco" credibilidad y liderazgo, pues que de la presidencia del equipo deciden llevarlos a todos a que Milton les hiciera lo mismo que a André... éééchense ese trompo al'uña.

Se supone, seee supone, que iba a ser en secreto, que lo que pasara en Sultanes se iba a quedar en Sultanes, pero como tengo Judas hasta en los mismos Fantasmas Grises, pues ooobvio me iba a enterar.

"Por si te sirve. Hoy nos dijeron que teníamos una reunión dizque de retroalimentación. Nos la pintaron como junta, Sanca, en un teatro (fue el 'Nena Delgado').

"Total, fuimos y que nos salen que era una sesión con ese que curó a Gignac", así me dijo. Ni el nombre me supo decir mi Judas 1. Luego, con otro Judas Sultán del mismo equipo (es que tengo dos), averigüé que era John.

"No sólo yo, hubo a varios (peloteros) que no nos cayó nada bien que nos hayan llevado con engaño. No a todos nos dijeron que era para eso hasta que llegamos ahí. La verdad algunos se reían, pero nosotros no. A mí no me pareció y por eso te escribo.

"Siento que los dirigentes (de Sultanes) todo lo quieren solucionar como lo que hace Tigres. Se quieren copiar del modelo Tigres, pero esto es beisbol, somos peloteros, no futbolistas. Saludos, Sanca".

Textual me lo mandó un pelotero de los Sultanes de Monterrey.

¿Que para qué fueron?, pues para que les quiten esta racha. Pa' qué más.

Cada quien tiene sus ideas, pero lo que deberían de hacer es trabajar en los puntos débiles.

Es muy notorio que el bateo ha venido a menos, sobre todo cuando enfrentan a equipos que van arriba. Notorio lo del bateo.

También en su pitcheo de relevo. Se ha caído con respecto a la primera mitad de la temporada.

"Lo que ayudaría algo sería una mayor exigencia de Félix (Fermín, el mánager), que de pronto se comprometa más, que reclame, que proteste, que sea menos pasivo.

"Ah, y averíguate por qué no juega Daniel Mayora... investiga, investiga".

Chúúúpale, pichón, nomás bastó que le preguntara tantiiito para que soltara todo lo que traía en su ronco pecho.

Pero bueno, ésa fue la historia de ayer, la cual sería top secret, pero ni hablar, me llegó hasta la redacción de CANCHA.

Gracias, Judas Sultán... hoy te hablo para ver qué más hubo.

PD: Beso sultán a todos los beisboleros... ¡Muuuak!

Mail: sancadilla@elnorte.com
Anuncios