miércoles, agosto 02, 2017

Columna San Cadilla Reforma - 02 Agosto 2017



La que se viene, Gastón...

Ayer ardió Troya con el culebrón entre Gastón Silva y los Pumas, pero de los sombrerazos irán saliendo verdades y aquí les tengo algunas.

Luego de lanzar arañazos en redes sociales ante el comunicado del Club Universidad y de amenazar con que también recurriría a instancias legales quesque para limpiar su imagen, me enteré de que el zaguero uruguayo que se negó a tomar el avión a la Ciudad de México para reportarse en Ciudad Universitaria tiene bastantito qué perder en el proceso que ya inició y estará muuuy pesado.

Resulta que el 23 de julio, Gastón llegó a un acuerdo económico tanto con el Torino como con el cuadro auriazul. Las tres partes pactaron una transferencia indefinida en cuanto a duración, detalle incluido en el punto 1.3 del papel que las tres partes firmaron.

Horas después, la madre de Gastón recibió la propuesta económica del Club Universidad, la cual fue devuelta con la firma de Gastón. Sí, la firma de Gastón aceptando la oferta felina.

Las cosas raras empezaron la semana pasada. El miércoles tenía cita en la embajada mexicana en Madrid para tramitar su visa de trabajo para laborar con el Club Universidad Nacional, pero el charrúa se presento hasta el jueves.

Lo que ocurrió después en el cerebro de Gastón Silva, sólo él, y tal vez su mamá, lo sepan, pero resulta un misterio digno de Scooby Doo que ahora el cuate salga con el cuento de que él no firmó nada, cuando en La Cantera hay no uno, sino dos documentos con su rúbrica y ésta es igualita a la de su pasaporte. Así que no puede decir que él no la... bueno, a menos que mamá... Nahhh, ¿quién soy yo para pensar en cosas taaan malas?

Lo único que sí me dijeron es que Pumas se tomó muy en serio la afrenta y el caprichito de Gastón de irse a "hacer realidad sus lindos sueños de jugar en Independiente" seguramente le va a acarrear consecuencias, y gachas.

Vete a Tigres

Cuentan que Mateus Uribe ya hasta se había probado la playera de Tigres y todo gracias al consejo de un jugador ¡de Rayados!

Apenas recibió la primera llamada de los felinos regios, Uribe colgó y le marcó a su paisano Edwin Cardona (antes de que se pelara a Argentina), para pedirle su opinión de su rival de ciudad y del América, que le ya había guiñado el ojo también.

Cardona no dudó en decirle "Tigres, mi hermano, anda a Tigres. Gran institución, excelente técnico. Es un entrenador que respeta las jerarquías, que te da tu lugar. No dudes. América es grande, pero Tigres es la mejor institución".

Mateus le dijo que sí a los Tigres, pero luego el interés de los regios se vino abajo y a final de cuentas agarró al otro galán, el menos guapo, según Cardona.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios