jueves, agosto 10, 2017

Columna San Cadilla Reforma - 10 Agosto 2017



Cuidan a Honda

Para comprender qué tan relevante es Keisuke Honda en Japón basta con darse una vuelta por Pachuca.

A un mes de que el jugador convocó a 62 japoneses tan solo a su presentación, todavía hay algunos valientes en la Bella Airosa, por ahí de cinco, que han hecho gala de paciencia esperando el debut del futbolista, y así como van las cosas tendrán que seguir en dicho tenor.

A pesar de que Keisuke ya se incorporó a los entrenamientos del equipo, ha tenido cargas muy dosificadas debido a que en el club temen una recaída de la lesión muscular con la que llegó al futbol mexicano.

El que Honda haya estado parado no ha sido un impedimento para que varias marcas en Pachuca liguen su publicidad en distintos anuncios comerciales o bien para que a un japonés se le haya ocurrido comprar 2 mil playeras de los Tuzos con el nombre y número (2) del jugador, para comercializarlas allá en el país del Sol Naciente.

Y dicen que una comunidad de 50 japoneses que viven en el Bajío mexicano ya anda haciendo gestiones para comprar boletos ahora que sea factible el debut del futbolista, presumiblemente en la Fecha 6, contra Veracruz.

Si eso ha logrado Keisuke sin mover un solo dedo, esperemos que cuando los mueva realmente justifique toda la expectativa que ha generado desde su fichaje.

Disfruta retoño del Cruz Azul femenil

El que no se perdió el primer Clásico del Cruz Azul femenil fue Robin Álvarez, el hijo del presidente celeste.

El retoño de Guillermo Álvarez Cuevas atendió la cita el viernes pasado para ver cómo La Máquina de mujeres fue goleada 5-0 por el América, que es dirigido por Leonardo Cuéllar.

Pero contrario a lo que piensan, el ingeniero estuvo tranquilo con el esfuerzo de sus niñas, pues sabe que todavía les falta mucho trabajo y es un grupo totalmente amateur, contrario al de las Águilas, que presume varias seleccionadas y algunas con pasado profesional.

Además, a Robin le fascinó la buena entrada que hubo en el Estadio Azul, cercana a los 5 mil asistentes, siendo la gran mayoría con boleto pagado. De hecho, hasta dio luz verde para que se mantenga el precio de 40 pesos por el resto de los compromisos femeniles.

Lo que más me llamó la atención es que el hijo de "Billy" estuvo viendo a su Cruz Azul cuando una semana antes ninguna autoridad presentó al equipo, previo a la Jornada 1 del Apertura 2017 de la Liga MX femenil.

Ojalá que la presencia de Robin le brinde más apoyo a las chicas celestes que me consta le ponen muchas ganas para defender a su nuevo club.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios