jueves, octubre 12, 2017

Columna San Cadilla Mural - 12 Octubre 2017



El actor

Pues yo no sabía que Rafael Márquez era actor... y creo que él tampoco... ni nadie.

Lo que quiero decir es que el defensa aparece en la tercera temporada de la serie Club de Cuervos, donde hace papel de "él mismo", es decir, un serio e introvertido futbolista de pocas palabras, pero con privilegios en el gremio por su trayectoria que busca encabezar una revuelta.

Si quieren ver la serie sin spoilers, los invito que dejen de leer aquí y pasen al siguiente comentario, pero si no les importa, les cuento que Márquez hace su debut en una escena que recrea una especie de reunión clandestina a la que acuden jugadores para formar una asociación de futbolistas.

"El Kaiser de Michoacán" encuentra eco en algunos jugadores del elenco, pero otros como el personaje de "Moi Suárez" le dicen que no pueden ir en contra de los clubes y la Federación, porque no son intocables como Márquez.

Bueno, eso parecía cuando se grabó el episodio, porque con la bronca del Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha quedado claro que Rafa pasa por su peor momento desde que debutó como profesional en 1996.

Y es que, si bien ha venido ganando batallas en México -donde la PGR sigue sin batallando para poder probarle algo-, en el tema de la OFAC no se ve para cuándo.

El Atlas -entiéndase TV Azteca- está esperando esa carta donde la entidad gringa señale que no tiene inconveniente en que juegue, para poder reactivar el contrato.

Ahhhh, porque esa es otra, cuando se vino el broncón, la gente de la televisora decidió rescindir el contrato del jugador para evitarle problemas a todas las empresas que tienen del otro lado del Río Bravo.

Eso sí, con un preacuerdo para que en cuanto lo solucione, se reactive de inmediato. El problema es que no se ve que haya pronta solución.

Ánimo, Rafa.

Dinero perdido

El ridículo que hizo la Selección de "Iu-es-ei" al no lograr colarse al Mundial, tras perder frente a la poderosísima Trinidad y Tobago, ha causado bastante dolor... en los bolsillos de esta industria sin chimenea.

Resulta que Fox Sports, confiada en la presencia de la escuadra de Bruce Arena en Rusia 2018 y Catar 2022, se adelantó al negocio y pagó 400 melones de los verdes por los derechos de trasmisión de ambos torneos para Estados Unidos.

Había tanta confianza en que avanzarían que ya hasta vendieron cerca del 75 por ciento de los espacios publicitarios para sus transmisiones en inglés, lo que hará menos pesada la loza de no tener al equipo en Rusia, pero con todo y eso dejará de ganar entre 10 y 20 millones de dólares por ventas de anuncios.

Incluso, las acciones de la 21st Century Fox cayeron tras la eliminación de la Selección el martes.

Estados Unidos había participado en siete Mundiales consecutivos y en cuatro de ellos alcanzó los Octavos de Final. Incluso en uno avanzó a Cuartos, tras pasarle por encima a México en el 2002, pero de eso no estamos hablando.

Lo grave para EU es que no se ve que emerjan nuevas figuras, salvo Christian Pulisic, pues el futbol por allá se ha convertido en un deporte para ricos.

Mientras en todo el mundo los clubes buscan talentos y se pelean por llevarse a los chavos a sus filas, en Gringolandia hay que apoquinarle al negocio de la US Soccer, encabezada por Sunil Gulati.

Para iniciarse en el mundo de los pateabalones, la mayoría de los prospectos tiene que pasar por clínicas que duran una semana y cobran de inscripción ¡3 mil dólares!

Ah, pero si se quedan y quieren jugar en divisiones inferiores de algún club, también hay que pagar. Por ejemplo, para estar en las juveniles del Orlando City cada chavo debe de pagar 2 mil dólares. A eso súmenle otros miles en campamentos de verano, de invierno y que se vienen convirtiendo en decenas de miles al año que sólo los ricos pueden pagar ¡biznez-ar-biznez!

Eso provoca que muchos jóvenes con talento, pero sin recursos, no puedan sortear estas dificultades. Principalmente los de minorías étnicas.

¿Pueden creerlo? el deporte más democrático del mundo convertido en un negociazo billonario. Que con su pan se lo coman.

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios