viernes, octubre 20, 2017

Columna San Cadilla Mural - 20 Octubre 2017



¡Que no se va!... por ahora

¡Engarróteseme aiiiii!

El mensaje va dirigido a todos aquellos que andan queriendo encender las antorchas y cortar la cabeza de Matías Almeyda como DT de Chivas.

El propio Jorge Vergara ya salió ayer a apagar el fuego a ratificar al argentino. Sí, ya sé que en otras épocas esto significaba su despido para la próxima jornada, pero esas épocas han quedado en el pasado en el Omnimperio.

"El Pelado" está firme en Chivas... claro, por ahora. Pero como dicen los motoladrones de Chapultepec cuando ven un auto estacionado, vamos por partes.

Almeyda es uno de los cuatro candidatos para dirigir a Chile junto al "Loco" Bielsa, el ajonjolí de todos los moles cada vez que una selección se queda sin entrenador; Eduardo Berizzo, que dudo mucho quiera dejar al Celta sobre todo que le sigue yendo bien y el panorama europeo se le abre; y Luis Fernando Rueda, con eso de que los técnicos colombianos están más de moda que Maluma.

A ver, no se me alboroten, acuérdense que La Roja está eliminada por lo que no hay prisa hasta verano el 2018, pues los amistosos y otros compromisos lo pueden solventar con algún interino.

Miguel Herrera dejó de ser opción, porque le anda tirando regresar al Tri después de las rotaciones de Osorio en Rusia 2018; por eso ven al "Piojo" apareciendo al mismo tiempo en Fox Sports, en ESPN y casi casi en el Animal Planet y Mariavisión, en una franca campaña. Pero eso es otro asunto del que luego les platicaré.

Chivas no va a correr a Almeyda, y él no tiene pensado irse por 500 mil importantes razones: son verdes, tienen la cara de George Washington y hasta ayer se cotizaban en 19.42 pesos cada uno.

Como lo leen, amiguitos, de ese tamaño es el bono que el DT argentino se ganará si vuelve a clasificar a Chivas a la Liguilla, totalmente independiente a su salario.

Además, en el contrato de la renovación por 5 años que firmaron en diciembre pasado, aparece una cláusula que especifica que si le llega una opción de selección o de un club europeo, Almeyda tiene la opción de rescindirlo.

Acá entre nos, al argentino se nota desilusionado con algunos jugadores -de los que les he venido contando a lo largo de la semana- que de plano perdieron el hambre y se echaron a la mecedora cual gringo jubilado en Ajijic.

Así que tengan por seguro que Almeyda planeará la próxima temporada, abrirá los regalos de Navidad en esta Ciudad, esperará refuerzos (¡Uuuuuu!) y seguirá en la banca a partir de enero.

¿Pero después del Mundial?

Proyección

Ya ven que es casi un tradición que las inferiores del Atlas queden campeones, a diferencia del primer equipo que... bueno... ustedes saben.

Pues, la intención que traen en mente en la estructura formativa de los Zorros es modificar un poco las cosas buscando no necesariamente títulos, sino que vuelvan a ser un importante semillero.

De nada sirven campeonatos en Sub 17 y Sub 20 si ningún chavo se logra, por lo que ahora buscarán darle más proyección a los más chavos.

Es decir, que los Sub 17 de más proyección jueguen en la Sub 20 buscando el fogueo para no llegar como venaditos lampareados cuando sea tiempo de llamarlos a entrenar al primer equipo.

Incluso, el técnico de la Sub 20, Gerardo Espinoza, tiene en mente que los jóvenes pierdan el miedo y entrenen en las mismas instalaciones del primer equipo para estar más familiarizados.

Si con estas medidas va a salir el nuevo Rafa Márquez, el próximo Andrés Guardado o el siguiente Jared Borguetti ¡pues adelante!

Negociazo

Se vinieron en camioncito, por lo que se ahorraron el avión, fueron pacientes y se llevaron a casa 6 puntos en 4 días.

Así fue el negociazo que hizo el Morelia, que vino a la Ciudad por vía terrestre, se vacunó a Chivas el sábado por 2-1, se quedó a entrenar en el Club Providencia en el intermedio y el martes se la aplicó al Atlas por 1-0.

Para que no digan que Jalisco no trata bien a sus visitantes.

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios