jueves, octubre 12, 2017

Columna San Cadilla Reforma - 12 Octubre 2017



Salpica la crisis

En estos oscuros días que viven los Pumas de la Universidad, creo que muuuuchos coincidimos con que el equipo femenil es lo único rescatable del semestre para los universitarios.

A las pupilas de Yleana Dávila les costó un poquitín el arranque del torneo, en el que no pudieron seguirle el paso a las punteras Pachuca y América, peeeeero, poco a poco lograron crecer a tal punto de que por poco le arrebatan un punto a las Águilas en el Estadio Azteca y en casa contra las Tuzas estuvieron a minutos de salir con las tres unidades. Los resultados se resisten, pero a nadie le cabe duda alguna de que las felinas dejan todo y más en el campo.

Por cierto, hablando de la Cantera, hay que destacar que las chicas universitarias siguen invictas ahí y jalando harta banda que ya exige un escenario más grande para que retumben los "goyas".

Lo que sí me extraña un poco es que, a pesar del furor del cuadro auriazul, su convocatoria de pruebas para el equipo femenil recibió una respuesta para llorar, pues a la Cantera solamente llegó un puñado de menos de 15 jugadoras, cuando, por el paso del equipo, se esperaba una filotototota de jovencitas en búsqueda del sueño de ser profesionales.

Cómo habrá estado de triste el asunto que a las chiquillas que se dieron cita para la prueba me las despacharon en tiempo récord, pues antes de una hora ya todas estaban camino a sus casas.

No cabe duda que la galopante crisis por la que pasa el primer equipo varonil de Pumas no sólo ahuyenta a la afición de las tribunas del Olímpico Universitario, sino que pareeeece que ya también afecta al equipo femenil y pues a ver si no luego nos enteramos que a Coapa y a La Noria se lanzaron a probar cientos de chicas que prefieran llegar al cobijo de un club con un equipo ganador en la Liga MX...

Ayudan aquí y allá

Cuando el centro del País fue azotado por el terremoto del martes 19 de septiembre, los jugadores de Cruz Azul fueron de los primeros en salir a apoyar a los damnificados, rostro que dejaron ver una vez más, pero ahora con nuestros vecinos del norte.

El jueves pasado La Máquina fue a Houston a disputar un amistoso ante el Dynamo de la MLS y cuya intención era recaudar fondos para los afectados por el huracán Harvey que azotó varias ciudades de Texas a mediados de agosto.

No conformes con acudir al encuentro, los celestes se arremangaron la playera y previamente fueron a un centro de acopio para armar despensas, tarea que se alargó por algunas horas.

En estos tiempos tan convulsos, de verdad que da gusto que el corazón de una institución como Cruz Azul le dé para llevar alivio no solo a sus compatriotas aquí en México, sino incluso cruce la frontera...

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios