martes, noviembre 07, 2017

Columna San Cadilla Norte - 07 Noviembre 2017



El liderato

Tal vez vaya a ser poco creíble lo que les voy a escribir, pero pues...

A ambas partes les pregunté, obvio por separado y en charla informal fuera de micrófono, y ambos me dijeron que no es prioridad.

Yooo no sé si se quieran deshacer de la presión o verdaderamente les da igual, pero los Judas Pandi y Tigre, los jugadores, no tienen en su mente como prioridad -dije prioridad- el liderato general.

Ojo, coincidentemente ambos me dijeron, insisto, cada uno por su parte y no sabiendo lo que decía el otro, que sí quieren ganar el Clásico, que sí les atrae ser el 1 general, pero que si no, no les afectará nadita.

De hecho, no sé si sean palabras muy hechas de los jugadores, pero casi hasta usan el mismo vocabulario.

"No pasa nada si no lo mantenemos. Nuestro objetivo principal no es ser líderes, sino quedar campeones, y para eso los Cuartos de Final son clave".

Con el que primero hablé fue con el de azul y blanco. No me esperaba esos comentarios, pero bueno, en una parte lo entiendo.

Aclaro que eso me dijo él. No quiere decir que en el equipo tooodos piensen así.

"Como quiera ganándole a Santos ya no importará el Clásico, y con mayor razón el (juego) de la última fecha sería menos trascendente".

Pero del otro lado las rancheras no se cantaron tan mal.

"Igual para cuando juguemos el Clásico ya no se disputa nada. No pasa nada", me contestó el Tigre.

Obvio la pregunta fue: "¿¡y si sí!?".

"Pues si está en juego lo buscaremos, pero es la afición y los medios los que más se preocupan y se tensionan, no nosotros. Si lo tenemos (el liderato) es más por orgullo y por cuestión mental. Siempre será más importante asegurar los Cuartos (de Final). No tanto el desgastarte y echar todo el día (sábado) antes".

Yo no quiero que se caiga en interpretaciones y mejor no pongo calificativos.

"Si lo tenemos (el liderato), bien, si no, no pasa nada". Ése fue el tenor de la charla con ambos Judas.

¿Llegarán al Clásico con esa posibilidad?

Yo creo que no. Ya me di cuenta que aun y con cuatro ausencias, Rayados le ganará a Santos... ¡y san se acabó!

Van por 4

Lateral por derecha: Israel Jiménez.

Central por derecha: Hugo Ayala.

Central por izquierda: Juninho.

Lateral por izquierda: Jorge Torres Nilo.

Han de decir que con qué fin les recuerdo la defensa que jugó el domingo ante el Necaxa, la cual se fue en ceros. Aquí muchos lo han de saber, pero a nivel nacional tal vez el dato sí les sorprenda.

Esa defensa, con Isra, Hugo, Junior y Torres Nilo, es la misma que jugaba en el 2010, cuando hace 15 torneos llegó esta directiva y el señor Ricardo Ferretti de Oliveira comenzaba como DT en ésta su tercera era.

Como lo leen. Nunca había visto, o al menos no lo recuerdo, una misma defensa jugando tantos años juntos los cuatro.

Claro, ha habido lapsos en los que "Palmera" Rivas, Acosta u otros en la lateral han entrado al quite, pero el domingo volvimos a ver la de hace 7 años y medio.

(Israel se fue un torneo a los Xolos y Juninho estuvo un torneo lesionado, pero son pequeños picos en esta larga racha de años).

Hoy Tigres es la segunda mejor defensa, con 14 goles en 16 juegos, y el domingo, quienes notamos ese detalle recordamos que esa misma defensa la vimos jugar en el 2010.

Aunados a ellos, de aquel Tigres del 2010, quedan: Enrique Palos, Damián Álvarez y Jesús Dueñas. Siete jugadores que llevan 15 torneos juntos (14 de Jiménez).

Bueno, pues una vez ya dentro de la Liguilla, ellos van por su cuarto título de Liga con el equipo.

Nunca nadie en la historia del futbol regiomontano un jugador ha quedado cuatro veces campeón de Liga. Sólo ellos 7 lo podrían lograr.

Con tres títulos de Liga están estos 7 Tigres... y dos Rayados: Luis Pérez y Jesús Arellano (2003, 2009 y 2010).

Trump

El sábado Antonio Mohamed se la tiró, y hoy Julián Quiñones se la regresó.

Tras anotar el gol del triunfo, Julián fue a celebrar poniendo la "doble L" de la barra felina, algo que le molestó a la afición Rayada y al DT de este equipo.

Antonio, minutos después, declaró que cómo era posible que hiciera eso cuando había sido corrido de Tigres, tirándole al jugador colombiano.

El domingo, a su llegada a Monterrey, Quiñones le declaró al "Cangu" (el reportero Érick Rodríguez, de CANCHA), que le mandaba saludos al DT Rayado.

Le informó que él no fue corrido, que fue prestado para jugar y que ha rendido donde lo pongan, y dejó claro que pronto volverá.

Le mandó saludos al DT, además de declarar que él festeja como le da la gana, y que si a la afición Pandi no le gusta, es su problema, no el suyo. Hasta un monito de pingüino les puso.

Cada quien puede opinar lo que sea, cada quien, pero este tipo de enfrentamientos son los que provocan insultos, violencia y enemistades en muchos aficionados.

Me refiero más a lo declarado por el niño Julián que lo del señor Antonio.

Quiñones demostró que es Tigre Tigre, pero créanme, esas formas ayunan en nada. Y así ha habido jugadores Rayados en su tiempo.

Difícil ver la paz cuando no comienza desde la cancha... y las oficinas, claro, con decisiones muy al estilo Trump.

PD: Hasta mañana.

Mail: sancadilla@elnorte.com
Anuncios