martes, noviembre 14, 2017

Columna San Cadilla Reforma - 14 Noviembre 2017



El nuevo Paul

Desde que Miguel Herrera regresó a Coapa a tooodos los jugadores se les dejó muy en claro la responsabilidad que tenían con el América pero, sobre todo, con la afición, y cuentan que a más de uno le ha quedado claro.

Uno de los que cambió radicalmente sus formas con los aficionados es Paul Aguilar, quien dejó atrás los oscuros tiempos de ignorar a la banda y hoy es un auténtico pan de Dios, pues suele estacionar su nave antes de la salida del Nido, bajarse de ella e ir a donde los aficionados azulcrema para tomarse todas las fotos y regalar todos los autógrafos que le soliciten sin hacerle el fuchi a nadie.

Lo más chido de esta situación es que Paul no es el único que ha cambiado, sino que cada vez más azulcremas repiten esa dinámica, uno de ellos, el paraguayo Miguel Samudio.

Me contaron que incluso hubo una atenta recomendación para que los jugadores americanistas para que dejaran la cuestionable práctica de salir por los accesos alternos del club, lo cual solían hacer con religiosidad para evitar cualquier contacto con la afición que suele pasar horas bajo el sol esperando por verlos en el acceso principal del Nido, y que mejor salgan por la puerta principal para darle su justo valor a los aficionados, quienes a fin de cuentas juegan un papel fundamental para que el América sea uno de los más grandes de México.

¿Así o más claro?

Dicen que allá en Pachuca las cosas se pusieron bastante densas porque el equipo se quedó sin Liguilla.

Y es que no se trata solamente de lo que se cotiza un club de futbol por participar en la Fiesta Grande, sino porque una vez más a los Tuzos les ocurre que llegarán al Mundial de Clubes sin el suficiente ritmo futbolístico, y eso que tienen un equipazo comandado por Keisuke Honda y con elementos que tienen talento pero que no terminan de explotar como los chilenos Edson Puch o Angelo Sagal.

Pues bien, dicha situación ha llevado al entrenador Diego Alonso a encerrarse con la directiva comandada por Jesús Martínez y dicen, diiicen, que en una muestra de vergüenza, el técnico hasta ha colocado su puesto en la mesa si es que los dirigentes creen que él es el problema.

Para sorpresa de algunos jugadores, cuentan que "Chucho Pachuco" le ha dado tooodo el respaldo al técnico uruguayo, al grado de que le advirtió a la plantilla que se va a quedar 10 años más como técnico del equipo.

Por supuesto que nadie está esperando a que Alonso sea la versión de Alex Ferguson en la Liga MX, pero si algunos futbolistas estaban inconformes con los métodos del charrúa, pues ya les quedó bien claro que más les vale meterse en cintura... al menos hasta ver cómo les va en el Mundial de Clubes del próximo mes.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios